La viceconsejera de Educación del Gobierno vasco, Arantza Aurrekoetxea, ha confiado en que esta misma semana pueda darse una "solución" que satisfaga a la "mayoría" de las familias afectadas por el inminente cierre del Colegio Ibaigane, en Bilbao.

Aurrekoetxea, en declaraciones a los medios de comunicación, ha asegurado este miércoles en Vitoria que "comprende" la preocupación de los padres y madres de los 280 alumnos de este centro concertado, aunque ha lanzado un mensaje de "tranquilidad".

La viceconsejera ha explicado que existe "más de una solución" para reubicar a los alumnos, y que el Gobierno vasco está trabajando para adoptar "la mejor" alternativa posible.

Según ha indicado, las familias han trasladado al Departamento de Educación su deseo de mantener unidos a los grupos de alumnos y de lograr una "solución global" para todo el centro. Los padres y madres, tal y como ha explicado, también han solicitado que se busque una salida "cuanto antes".

Aurrekoetxea ha asegurado que "va a haber una solución que atienda a los deseos de la mayoría" de las familias. Además, ha confiado en que dicha solución, "a poder ser", se alcance esta misma semana. La viceconsejera ha afirmado que, en caso de ser posible, el Departamento de Educación tratará de mantener unidos a los alumnos y de dar una alternativa que afecte al "conjunto" del Colegio Ibaigane.

FINANCIACIÓN

Por otra parte, ha destacado que la situación de este centro "para nada es atribuible a cuestiones de financiación" pública, dado que las aportaciones económicas que realiza el Gobierno vasco "no han sufrido modificación alguna".

La viceconsejera ha afirmado que el Departamento de Educación conoce desde hace poco más de una semana la decisión definitiva sobre el cierre adoptada por los responsables del colegio. Según ha explicado, el Departamento "ha tomado cartas en el asunto" desde "el primer momento" para buscar la mejor salida al problema.

Consulta aquí más noticias de Álava.