El jefe de Estudios del BBVA, Jorge Sicilia, ha llamado a que la reforma fiscal reduzca el peso de las cotizaciones sociales respecto a los impuestos indirectos para lograr una mayor de creación de empleo. "Hay margen para cambiar ese esquema impositivo", ha dicho.

Así lo ha indicado durante la jornada inaugural del seminario 'La Europa que deja la crisis', organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), y patrocinado por BBVA.

Según ha señalado, esta medida es uno de los pilares para lograr un crecimiento potencial del 2,5% durante la próxima década, junto a un ajuste fiscal "inteligente" que permita reducir el déficit de manera coherente con el proceso de recuperación; el logro de empresas más competitivas y exportadoras; así como un cambio en la estructura del mercado laboral que reduzca la temporalidad.

Por lo pronto, la entidad financiera espera que el PIB español crezca entre un 0,5% y un 0,6% en el segundo trimestre del año, en un contexto de exportaciones que se van a mantener durante los próximos trimestres, con una diversificación geográfica y de producto, y un incremento de la inversión en maquinaria y equipo, que alcanzará los máximos de 2005.

Además, Sicilia ha avanzado que no serán necesarias nuevas medidas de ajuste fiscal en tanto que el déficit podría acabar el año 2014 por debajo del objetivo previsto, del 5,5% del PIB, fijado en el nuevo Plan de Estabilidad.

Se recupera el crédito,

Pero preocupa la inflación.

Por otro lado, el jefe de estudios de BBVA ha indicado que "algunas operaciones de crédito muestran signos de recuperación", de forma que el flujo de crédito a hogares y pymes empieza a crecer y se irá consolidando a lo largo de 2014. Con todo, Sicilia no cree que las últimas medidas adoptadas por el BCE para garantizar la liquidez en los mercados vayan a tener un impacto muy fuerte este año.

Si bien, Sicilia ha mostrado cierta preocupación por el hecho de que España necesite mantener su inflación por debajo de los niveles de la eurozona para ganar competitividad y afianzar la recuperación y los precios no estén dando grandes pasos en Europa, lo que hace que España esté "flirteando con tasas negativas de IPC".

Por eso, ha confiado en que los incentivos del BCE y los bajos tipos de interés hagan que los niveles de inflación aumenten, y ha avanzado que "lo razonable" es que ésta sea la evolución gradual en los próximos trimestres.

ESPAÑA,

Preparada para recibir nuevos inmigrantes.

Por su parte, la jefa de estudios del Banco Santander, Alejandra Kindelán, ha señalado que "España tiene la capacidad de atraer personas" y que "retornará la inmigración en cuanto la economía crezca".

Además, han valorado el proceso "intenso" de reformas llevado a cabo en España y se beneficiará de que Europa cuenta a estas alturas de la crisis con unas "bases más firmes para una recuperación sostenida".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.