Cáritas atendió el año pasado en Canarias a 51.688 personas, un 11% más que el año anterior, según recoge la memoria de actividad hecha pública este miércoles.

De ellas, casi 22.000 lo fueron de manera directa, con una inversión total de 10,3 millones, que ha subido pese al recorte de fondos de las administraciones públicas.

El subdirector de Cáritas de Tenerife, José María Rivero, ha dicho que ha sido un año muy "dificultoso" por el recorte "brutal" de fondos públicos y ha reclamado a los políticos que pongan a las personas "en el centro" de su actividad.