Las ruedas usadas recogidas por el Sistema Integrado de Gestión de Neumáticos Usados, SIGNUS Ecovalor, en Galicia durante 2013 permitirían la construcción de más de 170 campos de césped artificial o de 2.200 kilómetros de carreteras, según cálculos de esta entidad que trabaja en colaboración con empresas privadas, universidades e institutos tecnológicos en el avance del mercado de materias primas secundarias derivadas de los neumáticos fuera uso.

SIGNUS Ecovalor es la entidad responsable del reciclado de los neumáticos fuera de uso y recogió en Galicia durante el año pasado un total de 13.677 toneladas de ruedas usadas, un 8,4% del total recogido en España. Por provincias, se retiraron 5.058 en A Coruña, 2.084 en Lugo, 1.898 en Ourense y 4.637 en Pontevedra.

Además, según datos de SIGNUS, se realizaron 16.385 operaciones de recogida para atender a los 2.041 puntos de generación de la Comunidad gallega que solicitaron la recogida de neumáticos. La empresa encargada de la recogida fue Sertego Servicios Medioambientales.

En 2013, se reutilizaron 11.394 toneladas del total recogido en Galicia, equivalentes a 130.878 unidades de neumáticos, tanto para la venta de ocasión como para su recauchutado. El resto de neumáticos se destinaron a instalaciones de transformación para su posterior reciclaje.

Datos nacionales

En el conjunto de España durante el año pasado, SIGNUS recogió 166.599 toneladas de neumáticos en los 23.718 puntos de generación que lo solicitaron. Además de las cantidades recogidas en ese ejercicio, la cifra final gestionada alcanza las 162.521 toneladas, de las cuales 144.549 toneladas fueron recicladas o valorizadas materialmente convirtiéndose en triturado y granulado de caucho para diversas aplicaciones, como campos de fútbol de césped artificial, losetas de seguridad para parques infantiles, mezclas asfálticas u objetos moldeados.

Por su parte, 68.990 toneladas se destinaron a valorización energética, que sirvieron para generar energía eléctrica o como combustible de sustitución en hornos de fabricación de cemento. Las 17.972 toneladas restantes se clasificaron por los recogedores seleccionados por SIGNUS para su reutilización, bien a través del mercado de ocasión o de su recauchutado.

Entre las misiones de SIGNUS está buscar nuevos mercados y nuevas aplicaciones para el caucho reciclado, por lo que desarrolla líneas de I+D, como el proyecto 'New Jersey', financiado por el programa Life+, en el que se desarrollaron dos tipos de barreras de seguridad vial fabricadas a partir de materiales procedentes de neumáticos fuera de uso. En 2013 también se publicó la primera guía para la fabricación de betunes con polvo de neumático y se desarrolló el proyecto 'Recysole', junto a la empresa Ecoalf, que acaba de comercializar unas flip flop hechas con caucho reciclado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.