La Gerencia de Urbanismo trabaja en buscar terrenos para una futura zona franca en la ciudad de Málaga

De la Torre aplaude este proyecto, que ya ha trasladado al Puerto y que estaría "encantado" de consensuarlo con la Junta
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y Mario Cortés, poravoz del PP
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y Mario Cortés, poravoz del PP
EUROPA PRESS

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha apostado por todos aquellos proyectos que "puedan generar empleo", considerando un ejemplo de ello la creación de una zona franca, un área geográfica con un especial régimen aduanero y fiscal dentro de la Unión Europea. Ante esto, ya ha tenido alguna conversación con la Autoridad Portuaria y estaría "encantado" de "consensuar" con la Junta de Andalucía una posible ubicación, una tarea en la que está trabajando la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU).

Según ha apuntado este lunes, "Málaga no tiene terreno al lado del puerto para ello, sino que habría que apoyarse en el ferrocarril, que hay que soterrar", un proyecto, tal y como ha recordado, que "está en marcha desde el punto de vista administrativo, aunque pendiente de que haya recursos".

Así, podría haber un espacio logístico en la zona de muelle 9 del puerto, pero sería necesaria otra área fuera de la parte urbana, solo en la capital o compartiendo terrenos con otros municipios vecinos del Valle del Guadalhorce.

Es preciso, por tanto, disponer de una definición urbanística por parte del Ayuntamiento, una tarea que se ha encargado ya a la GMU y que necesita el consenso de la Junta en materia urbanística, así como llevar a cabo las correspondientes gestiones con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, ha expuesto a los periodistas el regidor.

Para De la Torre, un proyecto de estas características "es una demostración de la Málaga productiva que deseamos". "Málaga debe moverse en todos los aspectos que puedan generar empleo, una palabra que debe estar permanentemente como telón de fondo de toda la política municipal", ha indicado, siempre, eso sí, que "sea una actividad compatible con el modelo de ciudad".

La empresa municipal Promálaga encargó a Deloitte un informe de asistencia técnica para la valoración de la implantación de una zona franca en la ciudad de Málaga. Según este documento, una iniciativa de estas características conllevaría "una mayor actividad económica en la importación y exportación y el aumento del tejido empresarial", así como "una nueva puerta de apertura al exterior"; en suma, generaría un efecto "tractor" en el territorio.

FACTORES

Como aspectos a tener en cuenta a la hora de la posible localización de una zona franca en el término municipal de Málaga o sus alrededores, Deloitte destaca los de carácter estratégico; es decir, "la ciudad se ha convertido en los últimos años en un referente en turismo y el turismo de cruceros es uno de sus principales ejes". De igual modo, entre los objetivos del puerto se encuentra la promoción del tráfico de mercancías.

Además, el Plan Especial del Puerto ha supuesto contar con "una inmejorable oferta de ocio al alcance de todos y en pleno centro de la ciudad, diversión a pie de muelle para los cruceristas y un foco de atracción para los turistas que visitan Málaga".

En consecuencia, "el puerto de Málaga es un elemento fundamental para el impulso, implantación y futuro desarrollo de la zona franca", se manifiesta en el citado informe.

También es necesario tener en cuenta los aspectos orográficos y geográficos, ya que, atendiendo a las dimensiones de las zonas francas ya existentes en España, la de Málaga podría tener una extensión superior a los 500.000 metros cuadrados. En este caso, quedaría como opción más plausible la zona del Valle del Guadalhorce.

Ello sin renunciar, tal y como se precisa, a un posible análisis de ubicación de la zona franca dentro del puerto de Málaga si hubiera espacio suficiente para ello.

Sobre el recinto portuario, se advierte de que surgen aspectos estratégicos como su posicionamiento turístico e imagen que podrían hacer incompatible desde el principio esa posibilidad. Sin embargo, también se apunta que la ubicación fuera de la ciudad dificultaría el acceso al puerto, siendo necesario, igualmente, analizar la viabilidad del transporte de vehículos por el centro de la capital.

Otro aspecto a valorar es la conectividad —ferroviaria, aeroportuaria, marítima y terrestre—, y es que la localización de las zonas francas no sólo depende de una gran extensión de terreno, sino de esa conexión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento