Elsa Pataky llegaba a España el domingo , seis días después de la publicación de su polémico desnudo en Interviú. La actriz, que ha puesto una demanda contra a la revista , no quiso hacer declaraciones en el aeropuerto de Barajas.

Elsa Pataky fue sorprendida por las cámaras en el aeropuerto cuando llegaba de los Ángeles, la ciudad donde reside habitualmente desde que iniciara su romance con Adrien Brody.

Su hermano y su madre fueron a recogerla. Se trata de las primeras imágenes de la actriz desde que protagonizara uno de los desnudos más sonados de la revista Interviú de los últimos tiempos.

La actriz , muy incómoda ante la presencia de los periodistas, no quiso responder a ninguna de las preguntas sobre su polémico desnudo en la revista.

No quiso explicar si se trató de un robado pactado y si ha obtenido alguna recompensa económica por la fotografías de Interviú, contra la cual ha interpuesto una demanda. Tampoco quiso aclarar si cree que las fotos publicadas, obtenidas con teleobjetivo por un paparazzi mientras realizaba una producción de moda para la revista Elle, pueden a afectar negativamente a su carrera profesional.

Pero, sin duda, uno de los momentos más difíciles para la actriz fue cuando se le preguntó la opinión de Adrien Brody sobre sus fotografías desnuda y si su novio está tan enfadado como ella por esta cuestión. En ese momento Elsa se dio la vuelta y miró muy enojada a la periodista sin responder ni una palabra.

Durante el periplo por el aeropuerto también pudimos hablar con la madre de Elsa y su hermano y preguntarles como había afectado a la familia el polémico reportaje. Ni una sola palabra, ni una sola contestación salieron de su boca, nada.

La familia de Elsa no quieren hace ningún comentario sobre la polémica que ha levantado este tema en todos los medios de comunicación.

La familia abandonó el aeropuerto en un gran automóvil oscuro que conducía la propia Elsa.