La Policía los identificó sobre las 23.20 horas en la avenida Campanar y vio el fuego en el contenedor, pero ellos aseguraron que habían visto cómo tres personas los quemaban y huían. Los dejaron marchar y, sobre la una y media de la madrugada, otra patrulla volvió a pillarlos mientras manipulaban un contenedor entre Sierra de Agullent y Benaguacil, por lo que los detuvo. Les decomisaron cuatro mecheros, dos aún calientes.