Lo firman 110 bomberos, lo que supone el 73% de la plantilla. Los trabajadores del SEIS critican la situación del personal mayor de 55 años, que ha pasado a segunda actividad, pero que realiza «el mismo número de horas nocturnas que el personal operativo y sin poder disfrutar de ningún fin de semana completo al mes».