Sí, ha hecho más calor de la cuenta. La Junta constató ayer que la temperatura media de este invierno ha sido  1,3 grados superior a lo habitual para la estación que acabamos de dejar atrás. El delegado provincial de Medio Ambiente, Ignacio Trillo, dio el dato con motivo del Día Mundial Forestal.

La causa es la escasez de precipitaciones, contó. Esta situación no sólo se ha experimentado en Málaga, también «ha afectado a prácticamente todo el continente europeo y está relacionada con el fenómeno El Niño, que aparecía históricamente cada 20 años y estamos viendo que cada dos años se repite».

Trillo destacó la importancia de los bosques para luchar contra el cambio climático al captar el dióxido de carbono responsable del calentamiento global. «Tenemos 13 millones de árboles adultos y tres millones y medio de árboles jóvenes, lo que supone 18 ejemplares por cada malagueño».

Cuatro millones de árboles plantados

Los árboles captan el dióxido de carbono (CO2) para formar la leña de sus troncos y  de sus ramas. Durante los últimos 20 años la masa arbórea de la provincia ha crecido en cuatro millones de ejemplares. Los bosques malagueños absorben 140.000 toneladas de CO2 cada año, mientras que los matorrales  eliminan otras 30.000 toneladas anualmente.