Según el portavoz de la Guardia Civil, cuando los servicios sanitarios llegaron al lugar de los hechos, la víctima presentaba dos heridas de arma blanca en el abdomen y nada pudieron hacer por salvarle la vida. La Guardia Civil, que investiga lo ocurrido, informó ayer de que en el local donde se produjo el suceso no había nadie más y es posible que los implicados tuvieran «ciertas desavenencias».