El tranvía es el transporte del futuro que el PSOE quiere implantar en Valladolid si Soraya Rodríguez logra la Alcaldía. Para ello ha presentado un ambicioso plan que incluye cinco líneas que comunicarían todos los barrios con el centro de la ciudad, los hospitales, polígonos... incluso el proyecto prevé posibles conexiones con pueblos del alfoz (Laguna y Tudela, La Cistérniga o Arroyo).

«Es un transporte ágil, seguro, eficiente y moderno», aseguró Soraya Rodríguez, que considera que el proyecto es perfectamente viable: «Si ciudades como Bilbao (300.000 habitantes) o Parla (100.000) lo tienen, por qué Valladolid no», añadió.

Ahora el plan del tranvía se lo van a presentar a colectivos sociales y empresariales de la ciudad para escuchar sus propuestas y saber por cuál hay que empezar. «Una vez que lo discutamos nos comprometeremos a hacer un determinado número de kilómetros de tranvía cada legislatura», indicó Soraya Rodríguez.

El encargado de presentar el proyecto fue el director general de Ordenación del Territorio de Asturias y número seis de la candidatura, Javier Izquierdo, quien destacó que económicamente es viable con las líneas de financiación que hay abiertas.

El dinero es la cuestión

El precio para construir un kilómetro de tranvía varía entre los 6,5 y los 15 millones de euros (este último, con la catenaria enterrada), a lo que hay que sumar los trenes (18 millones por línea). Para una línea normal de 15 km, la inversión necesaria rondaría los 110 millones de euros. Por comparar, los 16 km de autovía a Villanubla costarán 84 millones. «Dinero hay», según el PSOE.