Un hombre de 64 años permaneció inconsciente, en el suelo de una finca situada en el cruce de la N-122 con Traspinedo, desde las 14.30 hasta las 19.00 h, sin que los vecinos de las fincas colindantes hicieran nada por él, ni siquiera avisar a los servicios de emergencia.

Al parecer, sufrió un derrame cerebral y estuvo más de cuatro horas en coma. Cuando una patrulla de la Guardia Civil se personó y realizó las gestiones necesarias, pudo comprobar que los vecinos conocían el estado del herido y no acudieron en su auxilio, por lo que procedieron a imputarles un delito de omisión del deber de socorro.

Uno de ellos, por riesgo de fuga, permanece detenido, mientras que el otro será llamado a declarar ante el juez. El herido fue trasladado al Hospital Clínico de Valladolid.