A partir de hoy, hasta el domingo, la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha un dispositivo especial de vigilancia. Sólo en Andalucía funcionan ya 78 radares para controlar la velocidad y 19 equipos para realizar pruebas de alcoholemia. Además, 18 helicópteros sobrevolarán las principales vías del país. El evento se saldó el año pasado con nueve víctimas mortales.