retrato del infierno
El decorado sencillo deja todo el protagonismo a los tres actores que estarán en el escenario.
Tres grandes de la escena española, Nuria Espert, Lluís Homar y José Luis Gómez, se unen en la representación de Play Strindberg, una obra que supone un gran reto interpretativo y que dejará al espectador impresionado.

Los protagonistas son un matrimonio que, tras 25 años casados, vive en un infierno creado por ellos mismos en el que el único motivo para estar juntos es hacer la vida imposible al otro. En esta situación, llega a su casa un primo que les ayudará a demostrar lo absurdo de su existencia.

Con estos tres pilares, la obra se construye como una comedia de humor negro en la que el drama se lleva a lo absurdo para demostrar lo destructivos que pueden ser los humanos.

* Teatro Calderón. 20.30 h. De 8 a 24 euros. Se representará también viernes y sábado a la misma hora. Domingo a las 19.30 horas.

Danza macabra

Con estas dos palabras se define la estructura de la obra creada por Friedrich Dürrenmatt, un autor al que le gusta llevar a sus personajes por un vaivén de sensaciones que les obliga a danzar como si en un baile estuvieran. Aquí, esa danza se convierte en macabra porque se basa en el sufrimiento y en el dolor de los protagonistas.