planta
La planta fotovoltaica de Beneixama, inaugurada ayer, es «la más grande del mundo». (EFE/Morell)

La planta solar fotovoltaica «más grande del mundo», según el Consell, cuyas instalaciones fueron inauguradas ayer en Beneixama por el presidente Camps, producirá 30 millones de kilovatios/hora al año, merced a sus 100.000 módulos.

La empresa alemana City Solafr ha invertido 150 millones de euros en el parque, que alcanzará 20 megavatios de potencia nominal. Su volumen de generación eléctrica evitará la emisión a la atmósfera de 30.000 toneladas de dióxido de carbono al año.

La recién inaugurada planta ecológica está ubicada sobre una superficie de 418.515 metros cuadrados, equivalentes a unos 70 campos de fútbol, y su producción eléctrica (30.200 megavatios/hora al año) equivale al consumo energético medio de 12.000 hogares.