La red de saneamiento y abastecimiento viguesa estará más vigilada a partir de ahora. El Concello ha contratado por 200.000 euros los servicios de un robot que, como si fuera un coche teledirigido, recorrerá las cañerías y permitirá a los técnicos hacer un diagnóstico gracias a las imágenes que irá captando por medio de una cámara.

De esta manera, se podrán evitar en el futuro situaciones como que, según fuentes municipales, el 30 % del agua de los embalses para abastecer a la ciudad se pierda por culpa de las fugas que hay en la red, tal y como denunció 20 minutos el pasado martes.

El Gobierno local pretende sentar las bases de una nueva manera de concebir la gestión del agua en Vigo con esta adquisición. El aparato es bastante costoso: 200.000 euros, pero teniendo en cuenta los datos anteriores se amortizará pronto.

Los técnicos del Concello tienen en su mano una nueva herramienta para elaborar el plan de acción de su Agenda 21 local. Esto se traducirá en una serie de reformas a las que habrá que someter a las ciudades en los próximos años para adaptarse a los criterios de sostenibilidad que suscribió España durante la Cumbre de la Organización de Naciones Unidas celebrada en Río de Janeiro en 1992.

Funcionamiento

El equipo tiene varios componentes. Por un lado está el robot con tracción a las cuatro ruedas, que los técnicos introducen en la alcantarilla; y por otro, una furgoneta donde hay un equipo informático instalado y que permite a los técnicos mover el robot y orientar la cámara para comprobar si hay fugas y poder repararlas más rápidamente.

Premio al colegio Martín Códax

Los alumnos del colegio Martín Códax recibieron ayer el premio del Concurso Anual de Dibujo organizado por Aqualia, de manos de la alcaldesa, Corina Porro, y del director de Aqualia, José Luis García Ibáñez, para conmemorar el Día Mundial del Agua. El centro presentó los dibujos de 150 alumnos y la temática de este año era: A auga e o teu municipio.