El arrestado cometía los hurtos aprovechando que tenía las llaves de las casas, pues había conseguido un empleo para realizar trabajos en ellas. La detención se produjo gracias a la colaboración ciudadana y tras un dispositivo de vigilancia y seguimiento. El joven sustraía los objetos de valor que encontraba en las casas en las que trabajaba, sobre todo, electrodomésticos.