Maíllo: "Prefiero darme uno y cien abrazos con una desahuciada, frente a quienes besan las manos de Botín"

Dice que IULV-CA aspira a ser la primera fuerza de la izquierda en Andalucía y que no se conforma con el 10% o el 12% en estos comicios
Maíllo interviene en un acto en Sevilla
Maíllo interviene en un acto en Sevilla
EUROPA PRESS/IULV-CA

El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, se ha referido este jueves durante un mitin de campaña a la crisis de gobierno que se vivió por el realojo de las familias de la Corrala Utopía en Sevilla y a las críticas que recibió cuando se "abrazó" con algunas de las personas que acababan de recoger las llaves de una vivienda, facilitadas por la Consejería de Fomento y Vivienda. "Prefiero darme uno y cien abrazos con una desahuciada, frente a quienes besan las manos de Botín", ha apuntado.

Maíllo, que ha intervenido en un mitin ante casi un millar de personas en la Alameda de Hércules de Sevilla, acompañado por el cabeza de lista de IU a las europeas, Willy Meyer, y otros dirigentes del partido, se ha dirigido personalmente a Ana, una de las vecinas de la Corrala a las que abrazó esa noche y que ha estado estaba sentada detrás de él en el escenario desde el que ha intervenido.

"Querida Ana, cuando te di un abrazo se escandalizaron los bienpensantes", ha afirmado el líder de la federación de izquierdas, quien seguidamente se ha acercado a ella para volver a darle un abrazo, lo que ha provocado aplausos generalizados del público asistente. "Que se escandalicen los bienpensantes porque prefiero darte uno y cien abrazos, frente a quienes besan las manos de Botín", ha añadido.

En este contexto, ha insistido en que su formación no está en el Gobierno andaluz por estar, ni para "calentar sillones" y que cuando se les lanzó un órdago, en relación a la retirada de las competencias de adjudicación de vivienda a la Consejería de Fomento y Vivienda, "se paró el gobierno", que no volvió "a la normalidad" hasta que la Presidencia de la Junta no dio marcha atrás en esa decisión.

Maíllo ha dicho que IULV-CA aspira a ser la primera fuerza de la izquierda en Andalucía y que no se conforma con el 10 o el 12 por ciento en estos comicios. "Tenemos que asustar a los que desean que seamos irrelevantes", ha apuntado el dirigente de izquierdas, quien ha apelado al poder de la gente a través de las urna para cambiar las cosas, advirtiendo de que desde la abstención "no se gana nada".

Durante su intervención también ha tenido palabras en relación a la lucha contra la corrupción. Ha garantizado que la participación de IULV-CA en el Gobierno andaluz garantiza que se sepa la verdad sobre "toda la golfería" que ha ocurrido en los casos de corrupción que investiga la justicia en estos momentos. "El que la hace la paga", ha apostillado.

Finalmente, ha animado a la ciudadanía a acudir masivamente a las urnas el próximo domingo a "romperle las costillas" al bipartidismo y a pedir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se vaya "porque el pueblo no le quiere". Según ha apuntado, el 25 de mayo hay que emprender "una gran movilización callada" que haga "palidecer" al presidente del Banco Santander, Emilio Botín.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento