La sesión ordinaria del Claustro de la Universidad de Sevilla (US) se reunirá a partir de las 9,30 horas, en primera convocatoria, y de las 10,30 horas, en segunda, del próximo jueves 29 de mayo con un orden del día que supondrá debatir aspectos tales como el presupuesto de la Hispalense para el año 2014 o la reciente declaración aprobada por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) del pasado 30 de abril.

Por otro lado, según la convocatoria consultada por Europa Press, el rector, Antonio Ramírez de Arellano, presentará informe, mientras que otro punto marca la determinación del número máximo de Doctorados 'Honoris Causa' que se podrán conceder durante el X Mandato y su distribución por periodos y grandes áreas disciplinares.

Respecto al comunicado de la CRUE, los rectores de las universidades públicas con sede en Sevilla —Universidad de Sevilla (US), Universidad Pablo de Olavide (UPO) y Universidad Internacional de Andalucía (UNIA)— participaron en la lectura del documento, que supone un "grito de ayuda" en el que se reclama la finalización de las medidas de ajuste que nacieron con carácter "excepcional" y que afectan al estudio, a la actividad docente y a la investigación.

Los efectos de estos recortes sobre las sedes académicas sevillanas se dejan notar en estos tres aspectos. Así, en tres años ha desaparecido casi el 40 por ciento de los fondos de I+D, mientras que entre ambas instituciones cuentan con unos 400 profesores —más de 300 en el caso de la US, 93 en el de la UPO— acreditados pero sin posibilidad de promoción por los ajustes y la tasa de reposición impuesta por el Gobierno central.

Este último aspecto, además, ha propiciado la impugnación por parte de la administración estatal de 13 plazas en la US —ocho catedráticos y cinco titulares— y 19 en la UPO —16 de profesores titulares y tres de catedráticos—, en lo que supone una "paralización de la promoción interna", a pesar de que desde las universidades se insiste en que este proceso se realiza a coste cero.

Por otro lado, en lo tocante a las becas, en la Pablo de Olavide hay más beneficiarios de ayudas de Grado, con un 66,66 por ciento de concesiones frente al 62 por ciento del curso previo, si bien la cuantía es menor y, sobre todo, las becas de Máster sí que han experimentado un retroceso en las resoluciones positivas, del 66 al 52 por ciento. En el caso de la Hispalense, con un número de concesiones más o menos similar al año pasado, de los 20 alumnos becarios con mejores notas 14 han recibido menos dinero que el año anterior.

Recortes de consecuencias "irreparables"

En el manifiesto se hace hincapié en aspectos tales como que los decretos sobre becas "han cambiado su naturaleza de derecho por la de una ayuda por la que se compite, con requisitos académicos endurecidos que sufren quienes más las necesitan". Asimismo, las ayudas Erasmus han restringido también sus criterios de concesión en los últimos dos años.

En investigación, "el menor presupuesto y la secuencia de las convocatorias aplicadas por el Gobierno de España y por algunos gobiernos autonómicos han comportado un elevado recorte efectivo de consecuencias irreparables para muchos grupos de investigación", según los rectores, que tildan de "especialmente dolorosas y difícilmente justificables, por su mínimo impacto económico", las medidas que afectan a los jóvenes.

De esta manera, aluden a la necesidad de que los precios públicos de matrícula en las universidades sean "accesibles y razonables en todos los niveles formativos", recuperándose el sentido de las becas y ayudas como "garantes de la equidad" y la autonomía de gestión de la actividad docente e investigadora de las universidades.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.