Más de 800 efectivos, entre agentes de Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Autonómica, Protección Civil o Bomberos, entre otros, velarán por la seguridad durante la Feria de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba, que comienza en la noche de este viernes y que contará con un plan de seguridad "muy analizado", que ha demostrado en años anteriores "un alto nivel de eficacia" y que este año tiene "pequeñas modificaciones para hacerlo más eficaz y adaptarlo a situaciones concretas".

Así lo ha explicado el alcalde de la ciudad, José Antonio Nieto, durante una rueda de prensa junto al subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, antes de copresidir la Junta Local de Seguridad en la que se han abordado todos los preparativos y dispositivos para el evento, que coincidirá con las elecciones europeas y un partido del Córdoba CF el próximo domingo.

En este sentido, el representante del Ejecutivo central en la provincia ha comentado que "la Feria desde el punto de vista de seguridad es el acontecimiento más importante que hay en el año en Córdoba, por la gran afluencia de visitantes y los distintos aspectos" que se tratan y a los que el Ayuntamiento y el Gobierno dedican "el máximo esfuerzo para hacerla segura y tranquila".

De este modo, habrá unos 180 agentes de Policía Nacional, que realizarán más de 460 servicios, y a los que se unirán agentes de la Unidad de Caballería del Cuerpo Nacional de Policía procedente de Sevilla para "labores de vigilancia dentro del real de la feria". También, habrá 180 efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, que harán unas 9.000 pruebas de alcoholemia en los días de feria, "tendentes a garantizar la seguridad del tráfico y las personas".

Además, se instalará en el recinto la comisaría conjunta de Policía Nacional y Policía Local, según ha recordado el subdelegado del Gobierno en Córdoba, quien hace "un llamamiento al civismo" para la convivencia en este evento.

Mientras, Nieto ha comentado que el hecho de que cientos de miles de personas participen en la feria supone "un esfuerzo enorme de gestión y de recursos que se gestionan de la manera más adecuada posible para prestar el servicio", motivo por el que el cien por cien de la plantilla de Policía Local, con más de 400 agentes, está "operativa".

Según apunta, entre las funciones de la Policía Local está la ordenación y vigilancia de control del tráfico en espacios urbanos; la vigilancia y protección de la seguridad en coordinación con la Policía Nacional, o la atención al consumidor en cuanto a las actividades vinculadas a la cita; al tiempo que alude a la participación de los bomberos, como en los fuegos artificiales, la gestión adecuada del servicio público de transportes, tanto de Aucorsa como el taxi, o el dispositivo que se establece para los festejos taurinos.

En definitiva, subraya que "la clave para el funcionamiento del plan es la coordinación" con la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Autonómica, entre otros efectivos que conforman un plan "muy testado", según puntualiza Nieto, quien confía en que "sea una feria segura, tranquila y se disfrute de unos días de asueto que ponen fin al intenso mes de mayo".

Al respecto, comenta que por los datos que tiene el Ayuntamiento en cuanto a las reservas y demanda de habitaciones en los hoteles de la ciudad y municipios próximos, "la ocupación hotelera va a ser alta", de manera que, en su opinión, "la presencia de personas de fuera de Córdoba va a ser importante", y ello contribuye a "mejorar la imagen de la cidad, que mejore el atractivo titrsitico y se genere empleo y actividad económica", argumenta Nieto.

En relación a la concentración de jóvenes en la zona del Balcón del Guadalquivir, el alcalde indica que "hay un dispositivo que existe desde hace mucho tiempo" y el objetivo en la feria es "garantizar una medidas de seguridad y no provocar ningún tipo de enfrentamiento que pudiera ser contraproducente". Así, destaca que "se ha tratado que haya una vigilancia importante de ese tipo de eventos, que son complejos de gestionar", aunque cree que "tampoco es bueno criminalizar".

En cualquier caso, confía en "evitar que existan altercados y que no influya en el funcionamiento normal de la feria y el derecho de todos los ciudadanos a disfrutar del recinto ferial", al tiempo que apela a "la educación y el civismo de todo el mundo".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.