La Diputación de Jaén ha iniciado los trabajos previos con los que pretende solucionar los "reiterados cortes de tráfico" que se han venido produciendo "en los últimos años" en la carretera provincial JV-2338, que discurre entre los municipios de Arjona y Torredelcampo, como consecuencia del desbordamiento del arroyo Salado y coincidiendo con los episodios de abundantes lluvias de inviernos recientes.

Según ha informado la Diputación en una nota, el responsable provincial de Infraestructuras Municipales, José Castro, ha visitado este miércoles esta zona junto al alcalde de Arjona, Javier Sánchez, para comprobar el avance de dichos trabajos previos, que permitirán redactar el proyecto técnico de la obra.

Durante la visita, Castro ha recordado que en los dos últimos inviernos la vía se ha visto "inutilizada" en muchas ocasiones "con motivo del arrastre de lodo y el gran caudal del arroyo", de ahí que, según ha detallado, el proyecto de obra que se prepara va a consistir en la instalación de un marco de hormigón prefabricado que "evite que en esas ocasiones en las que se superan los 135 metros cúbicos por segundo" se produzca un "corte reiterado de esta carretera en ese punto concreto".

Así, el objeto de la actuación pasa por modificar la obra de drenaje que existe en el kilómetro ocho de la carretera, sobre el arroyo Salado de Arjona, que además del corte del tráfico de la carretera también ha provocado "daños estructurales" sobre el puente, para lo cual los técnicos ya están realizando "un estudio hidrológico que determinará el caudal de avenida del arroyo con el fin evitar esos problemas en un período de retorno calculado en 500 años".

Consulta aquí más noticias de Jaén.