Cerca de 13.000 personas habían participado hasta las 12.00 horas de este miércoles en el 'Besamanos' público a la Virgen de los Desamparados, que ha comenzado a las 7.00 horas en la Basílica de Valencia y que continuará hasta que concluya el paso del último de los devotos, según ha informado el Arzobispado.

La participación de los fieles "está siendo constante durante toda la mañana, y continuamente están ocupando las 21 filas dispuestas en forma de zig zag, en la plaza de la Virgen", ha explicado el presidente de la Hermandad de Seguidores de la Virgen, Juan Arturo Devís.

Durante toda la mañana, el paso de fieles "es continuo" y entre ellos figuran madres jóvenes con sus bebés, personas mayores, personas con discapacidad y escolares de colegios que se han acercado en grupo hasta la Basílica, que ha habilitado, además, un acceso preferente para personas impedidas y familiares con bebés "con el fin de que eviten la larga cola de espera".

Este acceso se efectúa por una de las puertas laterales del templo recayente a la plaza de la Virgen mientras que la cola principal entra en la Basílica por la puerta de bronce. La imagen procesional de la Virgen de los Desamparados continúa ubicada a la entrada del presbiterio de la Basílica en el centro del altar mayor, a la misma altura que las personas que se acerquen a besarle la mano.

En esta ocasión, la imagen de la Virgen viste un manto en color verde con estampado bordado que le ha regalado una familia de Benimàmet. La Basílica de la Virgen permanecerá abierta hasta que finalice el paso de los devotos, cuyo número el año pasado superó las 30.000 personas. Por este motivo, mientras dure el paso de los fieles la imagen original de la Virgen de los Desamparados que preside el altar mayor quedará girada hacia su camarín, donde tendrá lugar el culto ordinario durante todo el día

Consulta aquí más noticias de Valencia.