El consejero delegado de Altadis, Juan Arrizabalaga, ha inaugurado este miércoles en Cádiz un seminario sobre el comercio ilícito de tabaco en el que ha sugerido a las autoridades de Gibraltar que reduzcan la diferencia fiscal del tabaco con España.

Según explica Altadis en una nota, Arrizabalaga ha manifestado durante su intervención que "es evidente que la proximidad de Cádiz a Gibraltar convierte a esta provincia en una de las más castigadas del país por el contrabando de tabaco".

Argumenta que la diferencia fiscal existente en el producto entre España y este mercado de origen hace "muy difícil" la solución del problema. La implementación de un impuesto mínimo por parte de las autoridades de Gibraltar, similar al que ya existe en España, que impidiera a los fabricantes vender su producto por debajo de un precio determinado, sería "una buena parte de la solución". Y es que, en su opinión, Gibraltar dejaría de ser así "un mercado de destino para fabricantes que lo utilizan como plataforma del contrabando".

Asimismo, Arrizabalaga ha señalado que "todos los fabricantes de tabaco deberían hacer un ejercicio de responsabilidad y controlar sus ventas a Gibraltar". Afirma que Altadis es "tremendamente rigurosa" en este sentido, como destaca que prueba el hecho de que "marquemos expresamente todas las cajetillas que fabricamos con destino a Gibraltar".

Ha expuesto que las grandes compañías tabaqueras tienen suscritos acuerdos de cooperación con la Unión Europea a través de la Oficina de Lucha contra el fraude (OLAF) por lo que se comprometen a "luchar activamente contra el comercio ilícito", pero entiende que sería" muy interesante que las distintas administraciones animasen a todos los fabricantes a someterse a este tipo de acuerdos y prácticas, ya que de esta forma algunas compañías que pueden ver el mercado ilícito como un mercado altamente rentable, perderían en parte este atractivo".

Durante el seminario, se han hecho públicas unas estimaciones de Altadis, resultado de sus estudios de investigación, según las cuales la venta de cigarrillos de contrabando en la provincia de Cádiz asciende al 53,6 por ciento del mercado, situándose "muy por encima" de la media de Andalucía, que alcanza el 38,3 por ciento.

Destaca que el "elevado" porcentaje existente en las ventas de tabaco de contrabando se traduce en un "acusado descenso en las ventas" de cigarrillos.

Según datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos, organismo oficial dependiente del Ministerio de Hacienda, en el caso de Cádiz las ventas en 2013 fueron de 35,4 millones de cajetillas frente a los 46,6 millones del año anterior. En el primer trimestre de este año, las ventas han sido de 7,2 millones de cajetillas de cigarrillos, exactamente un millón menos que en los tres primeros meses de 2013.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.