Un hombre, de iniciales A.G.D., ha aceptado este miércoles una pena de un año y medio de prisión por distribuir material pedófilo a través de dos perfiles en 'Facebook', práctica que fue detectada por la red social y puesta en conocimiento al FBI, que se encargó de comunicarlo a la Guardia Civil a través de Interpol.

La Fiscalía pedía inicialmente para él dos años de cárcel, pero, tras un acuerdo con la defensa, ha aceptado rebajar en seis meses la condena solicitada, renunciando así a la práctica de más pruebas, de manera que el juicio contra el procesado previsto en la Sección Primera de la Audiencia de Granada ha quedado visto para sentencia.

Según la acusación del Ministerio Público, el inculpado, que trabaja en una empresa de instalación de televisión por cable, tenía cinco perfiles en la red social, pero dos de ellos eran utilizados exclusivamente para la distribución de pornografía infantil.

'Facebook' detectó en agosto de 2011 el intercambio y lo puso en conocimiento del Grupo de Investigación de casos de abuso sexual o explotación de menores del FBI, que vía Interpol, trasladó el caso a la Guardia Civil.

Según las investigaciones, el acusado, que tenía material pedófilo en el ordenador de su domicilio, situado en Loja (Granada), llevaba intercambiando archivos desde marzo de 2009.

Consulta aquí más noticias de Granada.