Durao Barroso
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, durante un discurso en Florencia. EFE

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, pidió este miércoles a Rusia que no interrumpa el suministro de gas hacia Ucrania mientras estén en curso las negociaciones entre las tres partes sobre la seguridad de la distribución y tránsito de gas.

"Mientras los contactos trilaterales estén en curso, el flujo de gas no debería ser interrumpido. Cuento con que la Federación Rusa mantenga su compromiso", señaló Barroso en una carta dirigida al presidente de Rusia, Vladímir Putin.

Putin remitió el pasado día 14 una misiva a varios países de la UE en la que advertía sobre el riesgo de que Ucrania deje de recibir suministros de gas ruso a partir del próximo 3 de junio si no paga antes su deuda con Gazprom.

El Senado ruso pide la liberación de dos periodistas

Por otra parte, el Consejo de la Federación (Senado) de Rusia exigió este miércoles a la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania que tome medidas para la liberación de los dos periodistas rusos detenidos el pasado domingo por las tropas ucranianas en sureste rebelde del país.

La presidenta del Senado, Valentina Matvienko, denunció que en Ucrania se viola la libertad de expresión y se persigue a los periodistas rusos.

Dos periodistas del canal de televisión web LifeNews, Oleg Sidiakin y Marat Sáichenko, fueron detenidos en las afueras de Kramatorsk por la Guardia Nacional de Ucrania cuando acompañaban a un grupo de insurgentes prorrusos para cubrir el conflicto entre fuerzas ucranianas y los rebeldes en el sureste del país.

El mayor oligarca ucraniano, contra la insurgencia

En el otro bando, el mayor oligarca de Ucrania, Rinat Ajmétov, presidente del grupo SCM, llamó a luchar contra los líderes insurgentes de la autoproclamada república popular independiente de Donetsk, en el sureste del país.

"Muchos me preguntan qué hacer. Luchar, luchar y otra vez luchar", afirmó Ajmétov en una declaración publicada en la página web del grupo SCM, que reúne a más de cien empresas, incluida Metinvest, la mayor minerometalúrgica de la región de Donetsk.