La Junta de Castilla y León ha expedientado al Ayuntamiento de Astudillo (Palencia) por la celebración en septiembre de 2013 del festejo denominado 'toro ensogado', según informaron fuentes de la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (Anpba).

Como culminación de las fiestas del pueblo, el referido colectivo recuerda que en septiembre de 2013 fue sacado por las calles de Astudillo un "toro ensogado" o "toro enmaromado", es decir, fuertemente atado por los cuernos y arrastrado por las calles del pueblo en contra de su voluntad.

"Atar a un toro por los cuernos, mientras el animal se resiste con todas sus fuerzas, y luego sacarlo por las calles y arrastrarlo por ellas en contra de su voluntad, provoca a estos animales profundos traumatismos en la cepa del cuerno y evidentes sufrimientos psicológicos", censura Anpaba, que precisa que ha sido la propia Audiencia Provincial de Palencia la que ha establecido ya, mediante un auto fechado el 20 de enero de 2005, que "enmaromar" a un toro "supone un maltrato evidente para un animal de raza bovina".

Además, la asociación denunciante considera notorio y de público conocimiento que se trata de un espectáculo ilegal, por lo que, al ensogar y arrastrar al toro por las calles, "los participantes no sólo estaban maltratando a un animal sino que también estaban haciendo mofa y escarnio de la legalidad vigente".

Por tanto, y como cada año, Anpba volvió a interponer denuncia administrativa por la realización de este "bárbaro espectáculo".

Como resultado de la denuncia, la secretaria territorial de la Sección de Interior de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia, Silvia Aneas, ha notificado la incoación de un "expediente sancionador" al ayuntamiento de Astudillo "como organizador del festejo".

De hecho, todos los años es expedientado y sancionado dicho consistorio porque, como especifican las resoluciones sancionadoras de cada año, sin su colaboración, activa o pasiva, no sería posible la realización de este espectáculo ilegal.

El Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares de Castilla y León prohíbe la utilización de procedimientos como "atar" a los toros, calificándolo como un acto "cruel con las reses de lidia" en su artículo 19.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.