La plantilla de la factoría gijonesa de Tenneco mantendrá el encierro en la planta hasta que haya firmado un acuerdo "aceptable" con la multinacional. Así lo han confirmado a Europa Press desde el presidente del Comité de Empresa, Isaac Piñera, respecto a la advertencia hecha por la empresa, la cual les ha conminado, a través de un burofax, a abandonar la fábrica o a atenerse a las consecuencias.

Piñera ha señalado que no es la primera vez que hacen ese tipo de advertencia, aunque ellos no piensan abandonar la factoría para evitar la salida de la maquinaria o que alguien pueda causar algún desperfecto que retrase la puesta en marcha de la fábrica.

Según él, más bien la empresa se quiere "curar en salud" por si pasara algo dentro de la planta, pero también para poner a la gente "nerviosa". Dicho esto, ha opinado que no cree que este episodio vaya a "enturbiar" las negociaciones con la multinacional, que se retoman este próximo viernes. Lo importante, para él, es que la fábrica eche andar pronto.

En el escrito se remarca que no están autorizados para permanecer o entrar en la fábrica, salvo permiso expreso de la empresa, por lo que considera que si se hace sería "una ocupación ilegal" de una propiedad de Tenneco, que se vería entonces obligada a "adoptar las medidas que estime oportunas". La empresa les comunica además que esta "en ningún caso será responsable de las consecuencias que pudieran producir motivadas del acceso y ocupación ilegal de las instalaciones"

También deja claro que "en el momento actual no es legal ni materialmente posible" proceder a la reapertura de la planta. No obstante, se matiza que si se decide la readmisión provisional del trabajador, ya sea porque se procediera a reabrir la planta de forma total o parcial o porque se requirieran sus servicios dentro del periodo de ejecución provisional de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) que anuló el ERE, se le dará avisó con 48 horas de antelación.

Asimismo, la multinacional, en cumplimiento del auto del TSJA que obliga a ejecutar provisionalmente la sentencia del pasado 14 de febrero, ha comunicado a los trabajadores que serán dados de alta en la empresa, aunque sin carga de trabajo, desde esa fecha, por lo que le abonará los salarios no percibidos hasta la fecha y comenzará a pagar las retribuciones mensuales desde este mismo mes de mayo.

Eso sí, advierte a los trabajadores de que en caso de que se revoque la sentencia, ya que esta está recurrida ante el Tribunal Supremo por Tenneco, deberán devolver las cantidades que se les hayan abonado "en la medida en que la empresa no le ha exigido trabajo efectivo".

También se les recuerda que, de ratificar el Supremo la sentencia del TSJA y, por tanto, ser firme, deberán en este caso devolver a la empresa el dinero recibido en su día por el despido y la compensación abonada por el periodo de preaviso incumplido.

En el despido, la empresa abonó 25 días por año trabajado con un tope de 15 mensualidades. Piñera ha remarcado que lo que habrá que ver es la devolución del dinero por el periodo de preaviso incumplido, aunque ha adelantado que no cree que vaya a suponer ningún problema.

Consulta aquí más noticias de Asturias.