Nueva 'marea blanca' por la Sanidad
Imagen de archivo de una manifestación en defensa de la sanidad pública y en contra de la privatización de la gestión seis hospitales y 27 centros de salud de Madrid. EFE

Los enfermos crónicos perciben un deterioro en el último año de su atención sanitaria y de su acceso a los tratamientos, según revela el primer barómetro EsCrónicos, impulsado por veinte asociaciones de pacientes y realizado por la Universidad Autónoma de Madrid.

Este estudio pionero, que nace con voluntad de perpetuarse, especifica que los enfermos crónicos dan un suspenso a la calidad de la atención del Sistema Nacional de Salud, que puntúan con una nota de 4,9 sobre 10. Además, la mitad de los encuestados (el 45%) considera que la Sanidad Española ha empeorado en el último año, fruto de las reformas y de los recortes sanitarios.

Las reformas sanitarias van a tener consecuencias sobre la salud de los pacientes crónicos a medio plazo Tras entrevistar a 695 pacientes con enfermedades de larga duración y de progresión lenta, los autores concluyen que las recientes reformas sanitarias perjudican el acceso gratuito a la sanidad y también el acceso a tratamientos más innovadores, además de agudizar diferencias territoriales. Los pacientes también rechazan el repago farmacéutico al que culpan de dificultar el tratamiento de sus enfermedades.

Jesús Molinuevo, presidente de Alcer (la federación de asociaciones para la lucha contra las enfermedades del riñón), denunció en la presentación del informe que "las reformas sanitarias que priman el factor económico van a tener consecuencias sobre la salud de los pacientes crónicos a medio y largo plazo".

Si pudieran, los enfermos crónicos mejorarían la rapidez de la atención, el acceso gratuito y la atención por parte de los especialistas. Por Comunidades Autónomas, los crónicos de Andalucía y Valencia son los más críticos con respecto a la calidad de la atención recibida en los últimos doce meses, por lo que los autores del informe piden al Gobierno una corrección de dicha desigualdad territorial con una cartera común de servicios sanitarios.

Pobreza sanitaria

La presidenta de la Federación Española de Parkinson (FEP), María Jesús Delgado, opina que "las desigualdades no son sólo territoriales, lo son también sociales" y ha advertido de la creciente pobreza sanitaria. Delgado considera que los repagos farmacéuticos "suponen una barrera de acceso a los pacientes que no se los pueden permitir y podría poner en riesgo que algunos colectivos, como pensionistas y pacientes crónicos, dejen de tomar correctamente su medicación porque tienen dificultades para pagarlos, lo cual afecta a la adherencia del tratamiento, es decir, a la eficacia del mismo".

Las asociaciones de pacientes detrás de EsCrónicos recalcaron, sin embargo, que la preocupación por el deterioro del Servicio Nacional de Salud no es coto exclusivo de los crónicos, tal y como se ha reflejado en el último barómetro del CIS, que ha situado a la sanidad en el cuarto puesto de las preocupaciones de los españoles.