Televisíón
Una familia ve la televisión. GTRES

Más de 20 millones de personas (en España somos 46 millones) están pegadas al televisor todos los días entre las 22.00 y las 23.30 horas. Pero incluso pasada esa hora, al filo de la medianoche (de 23.30 a 24.00 horas), el número de telespectadores supera holgadamente los 17 millones en España, según datos de Barlovento Comunicación recogidos entre enero y mayo. Es el momento del denominado 'prime time' (de 22 a 24 h), que es cuando más espectadores congrega este poderoso medio. 

Estos son los datos. Ahora, el dilema, la cuestión... o, para ser más exactos, el debate: ¿deben las televisiones velar por nuestro descanso y adelantar su actual fin de prime time de las doce de la noche a las 23 horas como se está pidiendo? ¿O cada cual ha de decidir si ve o no la televisión y hasta qué hora? Pero entonces ¿es justo que quien esté viendo una película tenga que interrumpirla para irse a dormir?

Primero habría que cambiar otros hábitos antes de hablar de adelantar el 'prime time'La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España (Arhoe) lleva tiempo  pidiendo un adelanto del prime time que conllevaría que el inicio de la franja también empezara antes: a las 21 h. Así pues los informativos también deberían adelantar su horario y comenzar a las 20 h. El presidente de Arhoe, Ignacio Buqueras, habla también de la posibilidad de reducir el tiempo de informativo: "No tienen por qué extenderse más de una hora, como a veces el de TVE". Recientemente, la ministra de Sanidad, Ana Mato, le hizo también esta sugerencia a las cadenas de televisión, aunque por el momento no hay más respuesta que tenerlo en cuenta y estudiar las posibilidades.

El fútbol no se ha librado de la propuesta de adelanto: gran parte de los aficionados piden que los partidos sean a las 21 h como muy tarde, ya que de esta manera quienes acuden al campo no tienen que hacerlo en horarios tan tardíos. Incluso ha contactado Ana Mato con la Liga de Fútbol Profesional para que se lleve a cabo la propuesta.

"Si como en Reino Unido llegáramos a casa a las 17 horas..."

"Primero habría que cambiar otros hábitos, como salir más temprano del trabajo, antes de hablar de adelantar el prime time", dice a 20 Minutos la profesora de comunicación en la Universidad Internacional de La Rioja (Unir) Erika Fernández. "Si, como en Reino Unido, llegáramos a casa de trabajar a las cinco o seis de la tarde, tal vez sí se pudiera adelantar el informativo, el prime time...".

Buqueras se muestra bastante más optimista: "Estoy seguro de que se va a conseguir, pero la televisión pública ha de ser la primera en hacerlo".

El presidente de Arhoe, que lleva tiempo peleando para que los españoles tengamos unos horarios laborales racionales -en sus propias palabras, "salir del trabajo a las 17 o 18 h como máximo"- espera que la petición realizada por la ministra de Sanidad, Ana Mato, a las televisiones no se quede en una simple reunión.

La propuesta, adelantar la emisión de informativos entre media hora y una hora busca lograr que el prime time no se extienda más allá de las 23 h, igualándonos de este modo al resto de Europa.

"Dormimos 53 minutos menos que los europeos" señala Arhoe, ante lo que el psicólogo social y pedagogo Valentín Martínez Otero añade: "Estos horarios tan tardíos influyen en la calidad del sueño. Por tanto, el cansancio y el estrés se acentúan. Si cenamos tarde, vemos la televisión tarde y nos acostamos tarde, no descansamos igual".

Todas las cadenas se muestran sensibles con el temaPor el momento la única respuesta de la asociación de televisiones privadas, Uteca, es que lo estudiarán. "Se muestran todas las cadenas sensibles con el tema" afirma Ignacio. "Es que es un tema muy importante: ¿por qué, si estoy viendo una película, un debate o un partido, he de interrumpirlo y grabarlo porque acaba a altas horas?

La gente está sensibilizada: en una encuesta realizada recientemente, el 94% votó sí a adelantar el prime time, cuenta Buqueras. "Este es un problema serio".

¿Pero no habrá que cambiar antes otras cosas, como los horarios de trabajo? "Por supuesto, y algunas empresas lo están haciendo ya. Ha de ir unido. Acabemos ya con la política del presentismo. Se trata de lograr eficiencia, no de que la gente se quede hasta que el jefe se vaya sólo porque se le vea que está ahí".

Es cierto que Arohe lleva años intentando que la empresa pública y privada de este país atienda a razones en cuanto a los horarios de trabajo. "Se ahorran gastos, se gana eficacia y productividad y, sobre todo, se mejora el capital humano, que es lo más importante que tienen las empresas".

No obstante, no quiere que el tema de adelantar el prime time quede como algo secundario: "No es admisible, estamos pidiendo un pacto nacional por ello. El gobierno tiene que tomar medidas y no puede ir con miedo."

En cuanto al posible daño económico que se causaría a las televisiones adelantar horarios, Buqueras responde tajante: "Si todas tienen el prime time a la misma hora, los anunciantes estarán ahí".

"Si queremos seguir siendo el número 1 en fracaso escolar, continuemos así"

"El 85% de los niños entre 4 y 9 años ven la televisión durante el prime time" según los datos de Barlovento Comunicación, algo que para Erika Fernández deja claro cómo la televisión busca ser familiar porque así la publicidad familiar entra en esa franja también. La pregunta es: "¿son los programadores conscientes de qué día y y qué hora es la más adecuada para el espectador infantil?"

El 85% de los niños entre 4 y 9 años ven la televisión durante el 'prime time'Señala programas como Master Chef Junior o La Voz Kids, programas emitidos lejos del horario de protección del menor, que abarca hasta las 22 h, y las franjas de protección reforzada que establece el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia (hasta las 20 h). "¿La culpa es de las cadenas o de los padres?" se pregunta Erika.

En cualquier caso y mientras se encuentran culpables, Martínez Otero recomienda: "Los niños no tendrían que ver la televisión a esas horas. Aún más: no se debería sobrepasar la hora diaria de televisión, pero ni en los niños ni en los adultos".

Para Ignacio Buqueras esta situación no admite disculpa alguna: "Si queremos seguir siendo el número 1 en fracaso escolar en Europa, continuemos así, con programas infantiles a esas horas".

Los que no nos dejan dormir

Velvet (Antena 3, lunes, 22.40 h). Es una de las series que tienen más audiencia de la parrilla. Registra cuotas de pantalla por encima del 20% (la media del último mes ha sido de 20,8%). Finaliza pasadas las 12 de la noche (el siguiente programa comienza a las 00.15 horas).

Supervivientes (Telecinco, lunes, 22.00 h). Si la gente no duerme mucho con Velvet, por aún lo tiene peor con este reality, ya que no termina hasta pasadas las 2 de la madrugada. Sus cuotas oscilan entre el 16 y el 22%.

Pesadilla en la cocina (La Sexta, lunes, 22.30 h). También tienen que permanecer despiertos más allá de las 00.30 si quieren ver el desenlace del programa, que tiene una audiencia en torno al 11%.

Mira quién salta (Telecinco, martes, 22.00 h).  El hueco dejado por El Príncipe ha sido ocupado por este concurso que se extiende hasta las 00.15 h aproximadamente.

B&b (Telecinco, miércoles, 22.30 h). Finaliza a medianoche, más o menos a la misma hora que su principal rival, Con el culo al aire (Antena 3). Ambas tienen audiencias que oscilan entre el 12 y el 15%.

Master Chef (La 1, miércoles, 22.30 h). Termina más allá de las doce de la noche y su audiencia oscila entre el 15 y el 18%.