Hacer de Málaga una ciudad socialmente inteligente. Ésta es la propuesta del concejal no adscrito en el Ayuntamiento de la capital, Carlos Hernández Pezzi. Para ello, presentará una moción en el pleno de este miércoles instando al equipo de gobierno del PP a adoptar las medidas oportunas que permitan equilibrar el crecimiento económico en el que está inmerso la ciudad y su desarrollo social, de modo que no aumenten las desigualdades entre los distintos colectivos.

Así, propondrá la elaboración del Programa Málaga Ciudad Socialmente Inteligente (Málaga CSI), cuyos objetivos irían paralelos a los del crecimiento sostenible y tendrían como horizonte 2020. Entre otros, se encontrarían la reducción, en un porcentaje anual equivalente a lo establecido por la UE, de la deuda municipal, del desempleo, del abandono escolar, etcétera, así como la aplicación de medidas socialmente inteligentes en cuanto a la lucha contra la pobreza y la exclusión social, también acordes a lo dispuesto por la Unión Europea.

La coordinación entre las políticas de 'smart city' y de Málaga Ciudad Socialmente Inteligente, la incorporación de este programa a la Agenda 21 Local y a la Fundación Ciedes o la realización de una evaluación anual a través de un informe que se enviaría al Consejo Social de Málaga, son otros de los objetivos mencionados por Hernández Pezzi.

El arquitecto y concejal no adscrito ha justificado la presentación de esta moción aludiendo a que Málaga está incorporándose a procesos innovadores en cultura, tecnología y turismo, encabezando 'rankings' en cuestiones de calidad de vida, ocio o acogida de empresas y participando en redes de ciudades inteligentes; sin embargo, "los datos de su transformación social en aspectos centrales como empleo, vivienda o niveles de renta no alcanzan los mismos resultados".

De hecho, ha subrayado a Europa Press, el mapa de la pobreza en Málaga, según datos del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU) publicados a principios de 2014, muestra que determinados procesos "siguen enquistados en nuestro modelo económico, sin que los resultados de esa buena imagen que Málaga tiene en otros sectores tengan reflejo en determinadas áreas de la ciudad". "La distribución del territorio señala también desigualdades localizadas en distintas zonas, especialmente del centro, nordeste y noroeste", ha expuesto.

"Es ahora, en este período en que se plantean políticas de coherencia legal, cuando hay que tomar medidas locales y a la vez estructurales para adecuar el modelo económico a la realidad social y promover políticas estratégicas de convergencia y de lucha contra la desigualdad social y territorial de Málaga", ha opinado Hernández Pezzi.

Medidas graduales, con un horizonte temporal en torno a 2020 y que permitan evaluar la disminución de los índices negativos en igualdad social, de manera que, tal y como ha explicado, "su reducción sea verificable y otorguen a Málaga el carácter de ciudad inteligente, no solo ante las soluciones urbanas y los retos tecnológicos o los objetivos de negocio de las grandes corporaciones, sino respecto a su población más indefensa, sus territorios peor posicionados o los colectivos por género o edad más perjudicados".

Para Hernández Pezzi, "no se puede esperar a que las políticas europeas o nacionales den algún resultado, sino que hay que hacer un esfuerzo local por demostrar inteligencia en la reducción de los déficits y las desigualdades sociales que hoy son motivo de mayor preocupación como el paro, los desahucios, la pobreza urbana, las diferencias en equipamientos y servicios, etcétera". Por ello, ha apostado por establecer como proyecto transversal el Programa Málaga Ciudad Socialmente Inteligente.

GUADALMEDINA

Por otra parte, el concejal no adscrito presentará otra moción para su debate en el pleno ordinario en relación con la integración urbana del Guadalmedina, solicitando a la Corporación que se apruebe la redacción del diagnóstico urbanístico y estratégico del río dentro de los estudios de la Agenda 21 que elaboran el OMAU y la Fundación Ciedes.

De igual modo, aboga por la aprobación del Plan Especial de Reforma Interior (PERI) del río Guadalmedina y su entorno, adoptando las medidas oportunas para que la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) formule y redacten 2014 el avance del mismo, siempre en relación con el planeamiento del centro.

Ha incidido en que "el Guadalmedina determina la articulación norte-sur y este-oeste de la ciudad", haciendo hincapié en que se trata de una zona llamada a convertirse en "el nuevo eje vertebrador de los flujos turísticos y de las accesibilidades transversales". En este punto, ha recordado que hay un proyecto que ganó el concurso de ideas convocado para la integración del río; concretamente, el del equipo liderado por el arquitecto José Seguí.

Consulta aquí más noticias de Málaga.