Los costes, de más de seis millones, tendrán que ser asumidos por el Ayuntamiento, la empresa encargada de la obra y la dirección de los trabajos.