Pancarta contra el soroll
Un vecino de Ciutat Vella coloca un cartel contra el ruido. ARCHIVO
Los empresarios de ocio nocturno se sienten "asediados" a raíz de los últimos cierres de locales en Barcelona. "Desde el 2005 se han precintado unos 500 establecimientos en la ciudad", aseguró ayer Fernando Martínez, secretario general de la Federació Catalana de Locals d’Oci Nocturn (Fecalon).

"Nuestro sector no es más ruidoso que otros", explicó Martínez. De hecho, aglutina el 14% de las quejas que recoge la Asociación Contra la Contaminación Acústica . Según el secretario de Fecalon, "de estas quejas, la mitad es por el ruido de la calle".

Los ruidos en la vía pública no son competencia nuestra

Los empresarios aseguran que no quieren ser "los culpables del ruido de la vía pública" porque "no es competencia nuestra".

Por otra parte, Martínez pidió garantías jurídicas con las mediciones de ruidos. "Algunas quejas son infundadas y los empresarios no nos podemos defender porque algunos vecinos no nos dejan medir", afirmó.

En unas jornadas técnicas, Fecalon criticó los Plans d’Usos de los distritos porque "impiden crecer al sector" y pidió una nueva ley de espectáculos. "Hace falta una ampliación horaria ya que los hábitos han cambiado".

La Generalitat lo estudia

La directora general de Juegos y Espectáculos de la Generalitat, Mercè Claramunt, anunció durante la celebración del Congreso de Empresarios de Ocio Nocturno en Salou (Tarragona), la posible modificación de los horarios actuales del cierre de los locales para antes del verano.

La Generalitat trabaja en una orden de horarios previa al anteproyecto de la Ley de Espectáculos en la que se revisarán los horarios actuales y la intención es "modificarlos de cara al verano y que sean compatibles con los horarios del transporte público"

Uno de los objetivos de esta medida será "reducir siniestros".