En este sentido, insistió en que «este Gobierno no acepta el chantaje de nadie, ni de un terrorista ni de nadie; ni tampoco se achanta ante el montaje de mentiras del Partido Popular en política antiterrorista». Esta última aclaración era una respuesta a la pregunta de Mariano Rajoy sobre si iba a variar su política antiterrorista tras la manifestación del pasado sábado en Madrid.

Por otra parte, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, anunció ayer que ha dado instrucciones a la Abogacía del Estado para que «extreme la vigilancia» sobre las candidaturas para las elecciones de mayo y que tengan «visos de connivencia o sucesión» con la ilegalizada Batasuna.