«Critico lo que a mí me ha ofendido de la Iglesia»
JAM Montoya.
José Antonio Moreno Montoya se ha visto envuelto en una polémica que considera «agua pasada». Sus fotos, calificadas de «porno-religiosas», han saltado a la palestra tras la denuncia del PP en Extremadura por la subvención de la Junta a su catálogo.

Las fotografías plasman iconos religiosos en actitudes procaces como un arcángel eyaculando sobre María o Jesucristo transexual. Montoya teme que se pueda tergiversar el fin de sus impactantes imágenes.

¿Es consciente de que su obra puede ofender a un gran número de españoles?

Mi intención no ha sido nunca ofender a los creyentes sinceros, a los no hipócritas, a los que viven la religión desde la verdad. Todos esos espero que entiendan que esta colección no está dedicada a ellos. Si se ha ofendido un gran número de españoles, lo lamento profundamente, pero mi crítica no es hacia ellos.

¿Cuál es el fin de su obra?

Sanctorum ha sido mi forma de criticar nada más que lo que a mí me ha ofendido, por ejemplo, la pederastia en la Iglesia católica, las violaciones de novicias africanas por sacerdotes, el enriquecimiento del clero ante la pobreza. De todo eso van mis fotografías.

¿Por qué Jesucristo?

Porque ha sido mi educación, ha sido la creencia que me han inculcado desde pequeño y no otra. Ahora me dicen que por qué no hago lo mismo con Mahoma, ¿por qué habría de hacerlo si no ha condicionado mi educación?

¿La polémica vende?

No lo necesito. Sanctorum ha sido la colección más vendida de todas las que he hecho, de antes, sin necesidad de este revuelo. El PP debería pensar que me da una publicidad exagerada, ahora tengo ofertas de todo el mundo que antes no tenía. Son ellos los que más me han patrocinado.

¿Le ha presentado la Junta su apoyo en esta polémica?

No tengo vinculación con ningún grupo político. Las instituciones nunca deben censurar la expresión plástica y eso es lo que ha hecho la Junta, permitir esa libertad cultural y de pensamiento.

¿Cree que los católicos pueden entender su obra?

Desde luego, hay muchos que la entienden, sobre todo si tienen preparación en el ámbito de lo plástico y pueden desposeerse de sus creencias y ver  sólo la foto.

¿Ha recibido algún tipo de queja oficial de la Iglesia?

La Iglesia católica en ese sentido ha sido mucho más correcta que la cantidad de personas que se dicen católicas y que me están insultando y amenazando amparadas en el anonimato.

¿Deberían existir barreras para el arte?

No deberían, el arte es un juego, una forma de hacer pensar, no sólo deleitación estética. La historia está plagada de censura. Si se impide la libertad del arte, habremos dado un gigantesco paso atrás.

Entrevista completa en... www.20minutos.es

Bio. JAM Montoya (Badajoz, 1953), es fotógrafo, investigador y profesor en la Universidad de Extremadura.