Arturo ha perdido su empresa, su dinero y, por si fuera poco, su casa. Tiene que empezar de cero, sin un duro, y decide aprovechar un programa social donde ancianos solitarios acogen a estudiantes jóvenes por un alquiler muy bajo. Arturo falsifica la solicitud, aunque ni estudia ni es joven. Onofre será su nuevo compañero de piso, un abuelito encantador en apariencia, pero que oculta en su interior un auténtico Mister Hyde.

Un buen día lo tiene cualquiera está dirigida por Santiago Lorenzo, que hizo un largo recorrido en el mundo del cortometraje y la animación antes de lanzarse al largometraje con Mamá es boba (1998), película nominada al premio de la crítica Fipresci en el Festival Internacional de Cine de Londres.

* Teatro Cervantes. C/ Ramos Marín, s/n. A las 18 h. Precio: 10 euros.