Sorprendido en Burgos el conductor de un autocar que no había guardado el descanso reglamentario

Transportaba a 46 escolares desde Francia a Don Benito (Badajoz) en viaje fin de estudios
Un agente de la Guardia Civil en una inspección a un autobús.
Un agente de la Guardia Civil en una inspección a un autobús.
GUARDIA CIVIL.

La Guardia Civil de Burgos detuvo al conductor de un autobús en la autovía A-1, en las proximidades de la capital, con motivo de un control de vehículos de transporte de viajeros por carretera y tras comprobar que no había respetado el descanso reglamentario, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

El vehículo transportaba 46 escolares, en régimen de transporte discrecional internacional, que regresaban a sus domicilios en la localidad pacense de Don Benito, procedentes de la ciudad francesa de Mónaco, donde habían permanecido en viaje de fin de estudios.

Los guardias civiles de Tráfico, tras requerir la documentación al conductor e inspeccionar el tacógrafo, instrumento que registra entre otros datos los tiempos de conducción y descanso de los conductores, se comprobó dos anomalías, constitutivas de sendas infracciones muy graves: una por el hecho de no llevar insertada en el tacógrafo la tarjeta del conductor correspondiente, utilizando la de otro conductor, lo que supone una sanción de 2.001 euros; y la segunda al comprobarse que no había efectuado el descanso reglamentado, alargando su jornada de conducción con el riesgo que esto supone, lo que conlleva una sanción que asciende a 1.500 euros.

Además de la parte económica, este tipo de infracciones, que son difíciles de detectar, conllevan la inmovilización temporal del vehículo, que en este caso no fue necesaria ya que llevaba un segundo conductor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento