Cada vez son más las familias que buscan ayuda de expertos para aprender a educar a sus hijos. Las escuelas de padres son una herramienta en auge en Zaragoza. Su uso ha crecido un 38% en los últimos años, pasando de los 2.500 inscritos en 2004 a los 3.466 de 2006.

Los padres acuden en busca de técnicas para mejorar la convivencia en casa y la comunicación con sus hijos. «Necesitamos formación específica para ayudarles, porque las cosas han cambiado mucho y los niños se enfrentan a situaciones que nosotros no hemos vivido», explica Teresa Paniello, presidenta de Fapar (Federación de Padres de Alumnos de Aragón).

Los aspectos que más preocupan a las familias zaragozanas son la prevención del consumo de drogas, enseñar a los niños a aceptar las normas, formar en multiculturalidad y ayudar a los hijos a adquirir hábitos saludables de alimentación o estudio.

Las escuelas de padres son una iniciativa gratuita de la Universidad Popular, dependiente del Ayuntamiento de Zaragoza, y están coordinadas por una pediatra y dos profesores que, además, están licenciados en Psicología.

Este equipo de trabajo dio en 2006 un total de 106 cursos, dirigidos a padres de niños de infantil, primaria y secundaria, que combinan charlas de expertos con trabajo en equipo de los padres asistentes. Se desarrollaron en 60 centros educativos de la ciudad (27 colegios públicos, 17 concertados, 12 institutos y 4 escuelas infantiles).

Nuevas tecnologías

La falta de habilidad de muchos padres para manejar las nuevas tecnologías es uno de los aspectos que más dificultan su relación con los niños, según los expertos, que destacan que muchos jóvenes confían más en Internet que en sus familias a la hora de solucionar sus problemas.

Por este motivo, Fapar ha impulsado una escuela de padres virtual, en la que se han matriculado más de 150 progenitores, con el doble objetivo de ofrecer consejos prácticos para educar a los niños y de formar a los adultos en el uso de las herramientas informáticas.

Nueva feria de educación

La Feria de Muestras acogerá, desde mañana y hasta el domingo, la tercera edición del Salón de Educación, Formación y Empleo del Gobierno de Aragón. El certamen, que el año pasado visitaron 40.000 personas, reunirá 220 expositores que mostrarán las oportunidades para estudiar y trabajar tanto en Aragón como en el resto de España y que, como novedad, incluye un portal de empleo en el que se analizará la realidad de la oferta y la demanda laboral en Europa. Además, se organizarán más de 150 actividades, como talleres de ayuda a la drogodependencia o grupos de educación sexual para colegios.