El nuevo refugio canino de la zona oriental de Cantabria estará en octubre

Tendrá capacidad inicial para 45 perros, que se irá ampliando, y no se descarta promover una zona de hotel canino
Perros abandonados dispuestos para adopción
Perros abandonados dispuestos para adopción
CEDIDA A EUROPA PRESS

La asociación de protección y adopción canina Aspacán prevé tener operativo el futuro refugio de animales de la zona oriental de Cantabria el próximo mes de octubre, que tendrá capacidad inicial para 45 perros. Además, no se descarta promover un hotel canino en la zona.

Así se lo han explicado sus responsables al alcalde de Laredo, Ángel Vega, a quien han trasladado la buena marcha de sus gestiones para adquirir en el entorno del municipio unos terrenos en los que ubicar la futura sede de la protectora.

El proyecto supondrá la clausura de las actuales instalaciones situadas junto al servicio de aguas, en la calle Reconquista de Sevilla, que ambas partes consideran insuficientes para desplegar la mejor atención a los perros en ellas acogidas.

La decisión de Aspacán de adquirir los terrenos ha "allanado el camino" para una solución que, según Javier Gutiérrez y Bárbara Ricondo, representantes de la entidad protectora, permitirá trabajar "con más calidad y dedicación" con los animales a los que prestan acogida.

"Era una necesidad que nos urgía resolver y el resto de alternativas se estaban demorando por cuestiones de índole burocrática", han detallado al alcalde pejino.

La nueva solución, entre otras ventajas, permitirá agilizar los acuerdos con los distintos ayuntamientos de la zona oriental que habían mostrado su disposición a colaborar con una solución mancomunada al tema de la recogida de animales abandonados.

"Ahora vamos a poder cerrar los acuerdos de manera individual con cada ayuntamiento, manteniendo las mismas condiciones que barajábamos, sin que ello suponga trabas administrativas que sí se daban cuando buscábamos un convenio global", han aclarado.

En este sentido, el propio Ángel Vega ha ratificado la plena disposición a mantener las mismas condiciones del actual acuerdo de colaboración. Además, ha adelantado la disposición a anticipar al mes de julio el pago de la subvención del año 2014, con lo que podrán hacer frente a las nuevas obras con mayor liquidez.

Instalaciones amplias

Desde Aspacán reconocen esta "buena sintonía" con el Consistorio pejino, y agradecen la disposición a llevar el acuerdo más allá de la simple recogida de los perros abandonados. "Somos una entidad que tiene sus raíces en Laredo y creemos positivo llevar esta colaboración a otros ámbitos" explica Javier Gutiérrez.

Esta misma semana Aspacán celebrará una Junta Directiva para dar luz verde al nuevo proyecto. Una vez que se formalicen los papeles de compraventa de los terrenos ante el notario, los trabajos de construcción empezarían en junio, teniendo una duración prevista de cuatro meses.

La idea es hacer seis grandes cheniles, de 60 metros cuadrados cada uno, con capacidad para alrededor de seis perros, susceptibles de aumentar su acogida según las necesidades. A ellos se sumarían otros cheniles individuales, de 20 metros cuadrados, para perros más problemáticos en su adaptación. Eso daría lugar a una capacidad de 45 perros.

Hotel canino

Las instalaciones se irían ampliando posteriormente en distintas fases. Además, se prevé promover una zona de hotel canino, aprovechando que hay terreno suficiente, obteniendo de esta manera una nueva vía de ingresos para sostener el proyecto.

Desde la protectora quieren contactar con empresas de la zona para que se involucren en el proyecto y ayuden a abaratar costes. Como contrapartida, "les vamos a dar publicidad a través de nuestra página web y asociarán su imagen a un proyecto con tan buena finalidad como éste", han subrayado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento