La madre de la niña con 16 malformaciones presenta recurso ante el Tribunal Constitucional

  • La valenciana Carmina Esteve ha presentado recurso de amparo al rechazar el Supremo su denuncia por negligencia de la ginecóloga.
  • Ha perdido su casa y le han recortado a la mitad la ayuda de la ley de dependencia.
  • La justicia le acaba de exigir el pago de 25.000 euros de la primera sentencia que perdió.
Carmina, a la derecha, abrazando a la pequeña Sonia junto a su hermano mayor.
Carmina, a la derecha, abrazando a la pequeña Sonia junto a su hermano mayor.
Biel Aliño

"Esto es una pesadilla, jurídica, moral, psicológica y económica, pero voy a llegar a donde haga falta para defender la dignidad de mi hija".

Así de desesperada se ha mostrado Carmina Esteve, madre de Sonia, una niña que nació con una enfermedad rara llamada síndrome orofaciodigital tipo 1, con variante Dandy Walker, patología que le causó 16 malformaciones, la mayoría de ellas en la cara, las extremidades y el cerebro, siendo un caso único en España.

Desde que se la detectaron nada más nacer, hace 8 años, esta madre valenciana ha emprendido una batalla legal contra su ginecóloga al entender que "muchas de ellas se podían haber detectado antes de la semana 20 del embarazo si se hubieran hecho bien todas las ecografías y demás pruebas obligatorias".

Entre las anomalías, Sonia tiene el labio leporino, no tenía paladar ni encías, los dientes los tenía atravesados en la lengua y en las manos y pies solo tenía dos falanges.

Sin embargo, hasta ahora la Justicia le ha dado la espalda al fallar la Audiencia en su contra y no admitir su recurso el Supremo, algo que la ha indignado.

Ante esta situación, Carmina ha explicado que ya ha puesto el recurso de amparo en el Tribunal Constitucional: "Se han vulnerado nuestros derechos desde el primer juicio, ya que pedimos a la ginecóloga las pruebas ecográficas en las que se aprecia que no le pudo ver la cara a la niña, pero no las aportó".

Carmina ha asegurado que no piensa rendirse y que, si el Constitucional no le da la razón, irá "al Tribunal de Estrasburgo para que toda Europa conozca el caso".

Al daño moral y psicológico se suma el económico, ya que la han condenado con 90.000 euros en costas: "Me acaban de exigir el pago de 25.000 euros de la primera sentencia, pero hemos pedido que lo paralicen porque hay un proceso abierto".

Recorte en la dependencia

Pese a que Sonia tiene reconocida un 85% de discapacidad, desde febrero del año pasado ha pasado de tener una ayuda de 670 euros a cobrar 370. "Es completamente insuficiente, hay algunas terapias con agua que le irían muy bien, pero no se las puedo pagar. Solo sale de casa para ir al colegio", comenta Carmina

Mostrar comentarios

Códigos Descuento