El jefe infiltrado
Jesús Navarro, director de Operaciones de Domino’s Pizza, infiltrado como un trabajador más. LASEXTA

La Sexta vivió en la noche del jueves uno de sus grandes momentos con el estreno del nuevo reality El jefe infiltrado, versión del formato Undercover Boss de la CBS, que se convirtió en el estreno más visto y con la cuota más alta en los 8 años de vida de la cadena: una cuota de 14,6% y 2.970.000 espectadores para el primer episodio y 18,6% y 2.810.000 para el segundo.

Ese inaudito debut supera incluso al debut del programa de Ana Pastor El Objetivo, en junio de 2013 que fue el mejor estreno de la historia de la Sexta con un 14,9% y 2,6 millones de seguidores.

La noche fue triunfal para La Sexta también en el 'late night' con su programa 'En el aire' La curiosidad por ver los apuros de un jefe de Domino's Pizza tratando de pasar desapercibido entre sus empleados pudo a la de conocer a los estrambóticos protagonistas del nuevo date show Un príncipe para Laura, en Cuatro, cuyo bautismo en la pantalla se quedó en un escueto 7,4% y 1.221.000 espectadores.

El nuevo delirante reality de citas fue, no obstante, líder en las redes sociales, donde originó 122.665 comentarios frente a los 10.636 de El jefe infiltrado.

El Jefe Infiltrado logró incluso superar los datos del partido entre el Oporto y el Sevilla en Telecinco, que contó con un 14,7% de share y 2,7 millones de seguidores.

La primera opción de la noche fue Cuéntame cómo pasó, en La 1, con un holgado 20,9% y 4.198.000 espectadores.

La película Next, en Antena 3, se quedó en el cuarto peldaño del ranking del prime time con un 13,4% y 2.294.000 de televidentes.

La noche fue triunfal para La Sexta también en el late night: su programa En el aire, y la visita de Cristina Pardo, impulsó al programa a una de sus mejores cifras: 12,2% y 750.000 espectadores.