Esperanza Aguirre
Esperanza Aguirre, en una imagen reciente. GTRES

La presidenta del Partido Popular madrileño, Esperanza Aguirre, ha protagonizado este jueves un incidente al derribar la motocicleta de un agente de movilidad, que iba a ponerle una multa, y darse a la fuga, según han confirmado varias fuentes a 20minutos.

Aguirre asegura que la retuvieron más tiempo del necesario porque "solo querían una foto" Según estas fuentes, Aguirre estacionó su vehículo en un carril bus en plena Gran Vía y dos agentes se acercaron para ponerle una multa. La líder del PP regional, explican, acudió hasta donde estaba su vehículo y los agentes le solicitaron la documentación. Mientras estaba entregando su documentación, se percató de que la estaban fotografiando, se subió al vehículo y se fue del lugar, derribando la moto del uno de los agentes.

Una patrulla de la policía municipal siguió a la expresidenta de la Comunidad de Madrid tras el incidente y la paró cerca de su casa, donde volvieron a tomarle los datos.

En un comunicado, Esperanza Aguirre ha indicado que estacionó su coche en el carril bus de Gran Vía para sacar dinero de un cajero "con las luces de emergencia encendidas" y afirma que la operación le llevó "apenas un minuto". Aguirre subraya que no se ha dado a la fuga, aunque reconoce que se marchó del lugar sin permiso de los agentes.

"He decidido marcharme y he comunicado a los agentes que podrían localizarme en mi domicilio para cualquier cosa", explica Aguirre, que añade que al salir ha "rozado la moto de un agente" y la ha tirado al suelo. Tras esto, la presidenta del PP madrileño dice que se presentaron en su casa siete agentes. Con todo, Aguirre comentó en Facebook que lamentaba lo ocurrido: "He pedido disculpas por ello, pero en ningún momento he arrollado a nadie y mucho menos me he dado a la fuga".

Tras este comunicado, Aguirre ha intervenido en el Canal 24 horas, en la cadena SER y en la cadena COPE para dar su versión de los hechos y ha acusado a los agentes de movilidad de ser "bastante machistas" y de actuar condicionados por su perfil público. Aguirre ha asegurado que no se había dado a la fuga, sino que se ha negado a aceptar la copia de la multa de los agentes de movilidad, a quienes ha calificado de "viciosos de las multas". Además, ha reiterado que lo que buscaban era que apareciera en los medios su foto retenida por "siete agentes".

Aguirre ha insistido en que los agentes no la permitían irse porque querían entregarle la copia de la denuncia, a pesar de que ella había dicho que no la quería porque no pensaba recurrirla. La expresidenta regional a ha señalado que ella es abogada y que, por tanto, sabe que no tiene por qué coger esa copia. Fuentes de Movilidad consultadas por 20minutos, reconocen que Aguirre no tenía por qué coger el papel, pero recalcan que no podía volver a incorporarse a la circulación sin la autorización expresa del agente.

El Ayuntamiento de Madrid  ha destacado que los agentes de movilidad realizan siempre su trabajo de forma profesional, según el procedimiento y que tratan a todos los ciudadanos por igual.

El gobierno local se ha pronunciado en estos términos después de que el secretario general de CC OO del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Delgado, haya instado este jueves a la alcaldesa de Madrid que salga "inmediatamente en defensa" del agente de movilidad implicado en el suceso protagonizado por Aguirre. El sindicalista también ha condenado "desacato" y la actitud de "desobediencia" a la autoridad que ha protagonizado, a su juicio, la dirigente regional esta tarde.

Los tres grupos de la oposición (PSOE, IU y UPyD) en la Asamblea de Madrid y en el Ayuntamiento de la capital han coincidido en reclamar que se aplique la ley a la presidenta del PP madrileño. En declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara regional, el diputado socialista Óscar Iglesias ha afirmado que todos los españoles son "iguales ante la ley", por lo que ésta tiene que "ser aplicada a todos los ciudadanos por igual", con independencia "de que hayan sido presidentes de cualquier comunidad autónoma".

Denuncia por "desobediencia"

Se trata de una clara desobediencia a la autoridad y por eso será denunciada Los dos agentes de movilidad que multaron a Esperanza Aguirre han presentado una denuncia ante la Policía Nacional por desobediencia a la autoridad, han dicho fuentes sindicales. El portavoz sindical, que se encontraba a las 20.00 horas acompañando a los dos agentes , justifica dicha denuncia porque la expresidenta del Gobierno regional "ha hecho caso omiso a sus indicaciones y se ha dado a la fuga". También ha confirmado que tiró una moto en la maniobra de huida, pero que esos daños los pagaría el seguro.

Los dos agentes de movilidad acudieron a una mutua médica debido al ataque de ansiedad de uno de ellos, quien comenzó a sentirse muy nervioso tras la persecución, junto a agentes de la Policía Municipal, del coche de la presidenta hacia su casa, en el barrio de Malasaña.

Las mismas fuentes aseguran que la multa por estacionamiento ilegal sólo supondría el abono de 200 euros, pero la gravedad del asunto fue la fuga. "Se trata de una clara desobediencia a la autoridad y por eso será denunciada, al igual que haríamos con cualquier otro ciudadano. A la denuncia se añadirá el parte que elaboren los agentes municipales", ha añadido el portavoz sindical.

Encuesta

¿Se equivocó Aguirre en el incidente con la multa por aparcar mal?

Sí, cuando un agente te multa debes hacer caso a todo lo que indique.
34,61 % (2445 votos)
No, fue una molestia para ella y el tiempo del trámite fue excesivo.
7,6 % (537 votos)
Irse sin permiso y arrollar la moto del policía estuvo mal,  pero peor fue cómo lo justificó después.
57,79 % (4082 votos)

Consulta aquí más noticias de Madrid.