Los unionistas del DUP y los republicanos del Sinn Fein se perfilan como ganadores en Irlanda del Norte

  • El gran perdedor sería el moderado Partido Unionista del Ulster.
  • De confirmarse estos resultados, Sinn Fein y DUP están condenados a entenderse.
  • Los resultados finales se conocerán este viernes.
Ian Paisley, líder del DUP, y Gerry Adams del Sinn Fein, este jueves durante el recuento de votos (Foto: Efe)
Ian Paisley, líder del DUP, y Gerry Adams del Sinn Fein, este jueves durante el recuento de votos (Foto: Efe)
Efe

Los radicales del Partido Democrático Unionista (DUP) y el Sinn Fein, brazo político del IRA, se perfilan como los ganadores de las elecciones autonómicas norirlandesas, cuando se han adjudicado ya la mitad de los 108 escaños que componen la Asamblea del Ulster.

Con 53 de los 108 asientos asignados, el DUP del reverendo Ian Paisley y el Sinn Fein de Gerry Adams, que acudían a estas elecciones con 32 y 24 diputados, respectivamente, suman ahora 20 escaños cada uno.

El UUP, perdedor de la jornada

El DUP está ganando asamblearios a costa de la tercera formación de la provincia, el moderado Partido Unionista del Ulster (UUP), que tenía 24 escaños, pero que de momento, sólo ha logrado cinco asientos en la Asamblea.

Del también moderado Partido Socialdemócrata y Laborista (SDLP, nacionalista) se espera que iguale o supere los 18 diputados que tenía hasta ahora cuando se proceda a la transferencia de los votos en los siguientes recuentos, según establece el sistema electoral norirlandés.

No obstante, los resultados definitivos no se darán a conocer hasta después del mediodía, siempre y cuando no haya impugnaciones o demasiados recuentos, lo cual es posible dado el complejo sistema electoral norirlandés.

Lo más destacable de las elecciones del miércoles en el Ulster es, al menos hacia la mitad del escrutinio, la confirmación del dominio de los partidos radicales sobre los moderados.

Pacto de gobernabilidad

De confirmarse esa tendencia, los resultados definitivos, que se conocerán este viernes, abocarán a ambos partidos a entenderse para formar un gobierno autónomo en los plazos previstos en el acuerdo de Saint Andrews, presentado en octubre pasado por Londres y Dublín y aceptado por las formaciones un mes después.

El Sinn Fein debe todavía arrepentirse y abandonar el camino del mal

Los dos Ejecutivos han fijado el día 26 de marzo como el límite para que ambos partidos acuerden un pacto de gobernabilidad que permita la restauración de la autonomía, suspendida desde octubre de 2002.

A petición del propio reverendo Ian Paisley, líder del DUP, el texto de Saint Andrews también preveía la celebración de una consulta popular, bien un referéndum o unas elecciones autonómicas, para que el electorado pudiera pronunciarse sobre los compromisos adquiridos por sus representantes políticos.

Pese a lograr el desarme del Ejército Republicano Irlandés (IRA) en el 2005 y el reconocimiento de la autoridad de la Policía del Ulster por el Sinn Fein el pasado enero, el DUP ha acudido a estas elecciones con un mensaje confuso y vago con respecto a las decisiones que tomará en las próximas semanas.

Este jueves, nada más conocer que mantenía su escaño en la Asamblea y que su partido estaba en camino de una contundente victoria, el reverendo afirmó que el Sinn Fein debe todavía "arrepentirse y abandonar el camino del mal".

Sólo él conoce el significado de esas palabras, pero lo cierto es que los republicanos han cumplido con todas las condiciones impuestas por los unionistas y los Gobiernos británico e irlandés para mantener vivo el proceso de pacificación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento