Viviana Rivero
La escritora cordobesa Viviana Rivero (Argentina, 1966)

Isabel Ayala tiene 16 años cuando la pobreza decide por ella. En el año 1906 una plaga de filoxera asola los viñedos de su acaudalada familia en un pueblo de Málaga y la joven debe casarse con un hombre al que no ama para sacar a su familia del hambre.

Un buen día me vi dejando el trabajo para entregarme a escribir, a veces las vocaciones te persiguen Paco Reyes, hijo de otra familia de viñateros españoles que tuvo la fortuna de vender sus tierras antes de la llegada de la plaga, pide su mano a cambio de una recompensa económica para los padres y hermanos de Isabel.

Obligada por las circustancias la joven se ve obligada a aceptar el matriomonio y partir a Argentina con su marido dejando atrás al amor de su vida pero con la ilusión de emprender su propia industria del vino en un nuevo país.

Así arranca Y ellos se fueron (Planeta), la última novela de Viviana Rivero (Argentina 1966) una escritora todavía poco conocida en España pero que ya ha firmado seis novelas desde que dejara su profesión como abogada para dedicarse por completo a escribir, "pese a que mi madre bien nos advirtió a mis hermanos y a mí cuando éramos pequeños que nos dedicásemos a otra cosa".

La novela, publicada en 2011, llega a España tras convertirse en bestseller en Latinoamérica, tal y como lo han hecho sus cinco libros anteriores. En 2006 Rivero comenzó a escribir por hobbie, pero su primer libro, Secreto bien guardado, se convirtió en líder de ventas y allanó el camino a los siguientes. "Un buen día me vi dejando el trabajo para ponerme sólo a escribir, a veces las vocaciones te persiguen, te atrapan", cuenta.

Esta semana se ha presentado el libro en Madrid después de que una productora española se haya interesado además por la historia para convertirla en una mini-serie televisiva, si bien Rivero no ha querido dar detalles sobre la adaptación de la novela a la pequeña pantalla.

Segundas oportunidades

La autora dice que después de elegir "el alma del libro" inventa el argumento, pero primero escoge el tema que quiere tratar en cada novela. "Esta vez yo quería hablar sobre las segundas oportunidades que nos damos en la vida, de si somos o no lo suficientemente valientes como para atrevernos a recuperar lo que hemos ido perdiendo por el camino".

La autora ha crecido escuchando las historias de sus abuelos, emigrantes europeos que empezaron de cero en América hace un siglo Bien porque nos distraemos o porque nos las arrebatan, muchas cosas que eran nuestras dejan de serlo con el tiempo, hasta los sueños, "yo quería escribir sobre alguien que se da cuenta de que su vida no es lo que pensaba y decide actuar cuando entiende que si no lo hace seguirá haciendo algo que no le gusta, llevando una vida que no quiere", explica Rivero.

Eso le ocurre a Isabel, una mujer fuerte y luchadora que crece marcada por las decisiones que determinarán sus logros pero que la mantendrán en un constante dilema sobre si recuperar lo que dejó en el camino o seguir mirando al frente. El libro mantiene en vilo al lector hasta el final, porque "a ratos te preguntas qué es lo mejor para la protagonista, y a veces quieres que recupere al hombre que ama y otras que sea fuerte y luche por sacar adelante su sueño propio".

Pese a que gran parte del libro es ficción, la historia permite a la autora poner parte de su vida en las páginas. "Yo tengo ascendentes europeos, raíces de abuelos españoles, italianos y checoslovacos que llegaron a Argentina a principios del siglo XX para empezar de cero, he crecido escuchando sus historias y esto me ha servido para armar el argumento".

También es cierta la parte de los brigadistas argentinos, hijos de españoles emigrados a América que después regresan a España entrando por Francia para luchar en favor de la República. Gran parte de la tarea de documentación de Rivero, además de lecturas y viajes, ha sido entrevistar a estos españoles residentes hoy en Córdoba (ciudad natal de la autora) que le han contando de viva voz sus días combatiendo en la Guerra Civil.

El desarrollo de la industria del vino

Pese a que la historia de amor cruza la novela de punta a punta actuando como columna vertebral de la trama, el vino actúa como un personaje en sí mismo dentro del libro y sirve a Rivero para explicar la influencia de los inmigrantes mediterráneos en el desarrollo de la industria americana.

Según la autora, "antes todo era muy alemental en la industria del vino, cuando la plaga se extendió por Europa, miles de inmigrantes españoles y argentinos fueron quienes fundaron y desarrollaron la industria vinícola en toda América, también en Estados Unidos. En argentina las grandes bodegas tienen nombres españoles hasta el día de hoy".

*Consigue un ejemplar de Y ellos se fueron en PopularLibros.