perro apaleado
Los agentes observaron como el hombre daba golpes al perro que se encontraba tendido en el suelo (EFE)
Según informó la Guardia Civil, los hechos sucedieron el pasado 5 de marzo cuando los agentes regresaban de realizar un servicio de patrulla y, circulando por la carretera A-396, observaron a un individuo en la cuneta de la carretera, dando golpes sin cesar a un perro que se encontraba inmóvil tendido en el suelo.

Le golpeaba con un cayado de pastoreo que se rompió debido a la violencia con la que le maltrataba
Los guardias vieron a esta persona golpear al perro con un cayado de los que se usan para labores de pastoreo, que incluso rompió debido a la violencia con que lo descargaba sobre el cuerpo del animal.

El individuo, pastor de profesión, al ser increpado por los guardias, respondió que lo golpeaba porque el perro atacaba a sus ovejas.

El animal fue trasladado a un centro veterinario de Alcalá de Guadaira con importantes heridas.

El maltrato animal está recogido en el artículo 337 del Código Penal.