Alcobendas refuerza la vigilancia en los colegios de La Moraleja tras un intento de rapto

  • Un desconocido quiso convencer a un niño de que se subiera a su coche al salir de clase, pero el menor desconfió y huyó corriendo.
  • La Policía Local asegura que se trata de una zona muy concurrida y vigilada, un sitio nada propicio para cometer un acto de este tipo.
  • Para que los vecinos mantengan la calma se ha reforzado la presencia policial y se han recordado las medidas de autoprotección a seguir.
  • El Ayuntamiento remarca que se trata de "un hecho aislado".
Vista del colegio Aldovea, situado en La Moraleja (Alcobendas, Madrid), a través de Street View.
Vista del colegio Aldovea, situado en La Moraleja (Alcobendas, Madrid), a través de Street View.
GOOGLE MAPS

Desconfiar de los desconocidos salvó el martes a un menor de La Moraleja de ser raptado a la salida del colegio. Sobre las 17.00 horas, cuando se dirigía a casa, un adulto intentó convencerle de que subiera a su Audi negro. El niño no le hizo caso, salió corriendo y lo contó. El hecho ha sido denunciado y la Policía ha reforzado la vigilancia. Además ha enviado un correo electrónico a los centros para que recuerden a padres y alumnos las medidas de autoprotección a seguir. Piden no obstante que no se genere una situación de alarma.

El menor estudia en el colegio Aldovea, situado en una zona en la que hay otros 16 centros educativos, lo que supone una "comunidad escolar muy grande". Así lo explica a20minutosAntonio Pardo, oficial jefe de la Policía Local de Alcobendas, municipio al que pertenece la urbanización. "Es una zona muy concurrida y muy vigilada", recalca. Agrega que cada día, a la entrada y a la salida de clase, ocho agentes regulan el tráfico; la Policía Municipal cuenta con tres cámaras y tres sistemas de reconocimiento de matrículas y hay vigilancia privada. A todo ello se suma que muchos de los colegios tienen sus propios circuitos cerrados de videovigilancia.

Ante estas circunstancias, Pardo concluye que no es un sitio propicio para cometer un acto de este tipo. "Desconocemos el móvil, pero intentar llevar a cabo este hecho en un lugar así demuestra muy poca planificación", continúa.

Insistir en las precauciones

Tras ocurrir este suceso, los agentes tutores de la Policía Local han visitado los centros de La Moraleja. Este cuerpo específico se dedica a concienciar a padres y alumnos sobre las precauciones que deben adoptar. También se ha enviado un comunicado a los colegios con esas medidas de autoprotección. Para los menores, cuestiones como que no cojan comida de extraños, que no se vayan con ellos, que no pierdan de vista a sus cuidadores y que si ven algo raro informen de ello. A los adultos se les pide que no se despisten ni se distraigan cuando están con sus hijos.

Además se ha reforzado la presencia policial, con dos nuevas patrullas, una de uniforme y otra de paisano.

"Esto se ha hecho porque se ha generado una situación de inseguridad, se ha amplificado demasiado, y se puede llegar a ver como riesgos situaciones que no lo son. Les hemos pedido que transmitan a los padres y a los alumnos que lo ocurrido se está investigando y que a la Policía le preocupa, pero que no se genere una situación de alarma. Se trata de que la gente mantenga la calma y recuerde esas medidas de autoprotección", comenta el oficial jefe. Este diario ha intentado sin éxito hablar con el director del Aldovea.

En una carta remitida a los colegios, la Unidad de Atención al Ciudadano del Ayuntamiento de Alcobendas aboga igualmente por que no cunda una "alarma innecesaria" y apunta que este ha sido "un hecho aislado" que está siendo investigado por el Cuerpo Nacional de Policía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento