Irak
Irak 20min
Los insurgentes iraquíes volvieron el martes a provocar una nueva jornada sangrienta en Irak, especialmente entre los peregrinos que se dirigen a la ciudad sagrada de Karbala.

Allí se pondrá fin a los 40 días de luto por la muerte de Al Husein, nieto de Mahoma, hace 1.400 años.

Los sangrientos ataques del martes dejaron más de 120 muertos y de 200 heridos.

Hella, la peor parada

En el más grave de los sucesos, dos suicidas detonaron hoy los cinturones que llevaban cargados con explosivos en medio de un numeroso grupo de peregrinos chiíes en la ciudad de Hella, 100 kilómetros al sur de Bagdad, según informaron fuentes policiales.

Según diversas fuentes, por el momento habría alrededor de 90 muertos y 140 heridos, aunque se desconoce todavía el número exacto de víctimas.

Más peregrinos muertos

Sin embargo, los ataques contra los peregrinos se sucedieron durante todo el día.

En Dura, en el sur de Bagdad, 12 peregrinos chiíes perdieron la vida y otros 38 sufrieron heridas en una emboscada, según la agencia iraquí de noticias Aswat Al Irak.

Otras 4 personas murieron este martes y diez resultaron heridas en un ataque en el este de Tikrit, 170 kilómetros al norte de Bagdad, informaron fuentes de la Oficina de Coordinación Iraquí-estadounidense.

En otra emboscada similar, otros 2 peregrinos murieron y seis más resultaron heridos en Al Latifiya, a medio camino entre Bagdad y Kerbala, en la provincia de Babel, según la policía iraquí.

Otro peregrino fue posteriormente muerto en la misma ciudad al ser víctima de disparos mientras caminaba en dirección a Kerbala.

Cuatro peregrinos más fallecieron y otros catorce resultaron heridos en un atentando en el Yarmouk, uno de los distritos de Bagdad.

También en Bagdad, en el barrio de Mahdiya, 8 peregrinos cayeron bajo las balas de insurgentes iraquíes.

10 americanos muertos

El atentado se produce el mismo día que el ejército estadounidense informó de que diez soldados de ese país murieron ayer y cinco resultaron heridos en tres sucesos en las provincias de Salahadin y Diyala, al norte de Bagdad.