Un testigo del caso 'Espino' retira su denuncia contra el cura de Borja

El testigo del caso 'Espino', Santiago Carbonell, ha retirado su denuncia contra el párroco de Borja, Florencio Garcés, como presunto autor de un delito contra la libertad sexual, según ha informado a Europa Press el abogado defensor del sacerdote, Enrique Trebolle, quien confía en que en los próximos días se dicte el sobreseimiento de esta causa.
El párroco de Borja (en el centro)
El párroco de Borja (en el centro)
Europa Press

El testigo del caso 'Espino', Santiago Carbonell, ha retirado su denuncia contra el párroco de Borja, Florencio Garcés, como presunto autor de un delito contra la libertad sexual, según ha informado a Europa Press el abogado defensor del sacerdote, Enrique Trebolle, quien confía en que en los próximos días se dicte el sobreseimiento de esta causa.

El pasado viernes, este testigo indicó que no deseaba mantener su denuncia contra el sacerdote y la juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Tarazona, Nieves Pérez, ha trasladado la declaración de Santiago Carbonell al ministerio fiscal "para que informe" al respecto.

"Espero que en los próximos días se dicte el auto de sobreseimiento", ha remarcado Trebolle, al observar que "lo exige el artículo 191 del Código Penal", dado que cuando no hay denuncia "el caso no sigue adelante".

Florencio Garcés está "a la espera de acontecimientos, cumpliendo sus presentaciones semanales en el Juzgado y a la espera de las resoluciones judiciales", ha explicado el abogado, para recalcar que el sacerdote ha permanecido "siempre con la conciencia tranquila".

Operación espino

El sacerdote Florencio Garcés, de 70 años de edad, fue detenido el viernes 29 de noviembre de 2013 por la Guardia Civil en la denominada 'Operación Espino' por su posible implicación en varios delitos, entre ellos, apropiación indebida de dinero de la parroquia.

Días más tarde fueron detenidas otras cinco personas, miembros de una misma familia y que, al igual que el sacerdote, se encuentran en libertad con cargos.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Tarazona, Nieves Pérez, imputó a Garcés como posible autor de un delito de apropiación indebida continuada y agravada por la cantidad de 185.183,63 euros. El cura ingresó el 5 de diciembre en la cárcel de Zuera, en situación de prisión provisional sin fianza, si bien una semana después quedó en libertad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento