Los días 24, 25 y 26 de marzo está previsto que se celebre en la Audiencia Provincial de Guadalajara la vista oral contra nueve personas, de nacionalidad china, acusadas de los delitos de robo con violencia, detención ilegal y lesiones, para quien la Fiscalía pide penas que puedan llegar hasta los 10 años y medio de prisión.

En esta misma vista se juzgará a una décima persona, también de nacionalidad china, a quien se le imputa otro delito de detención ilegal, robo con violencia y lesiones, pero para quien en este caso el Ministerio Fiscal solicita una pena de 3 años y cinco meses de prisión, según el escrito del Ministerio Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press.

Los hechos por los que se les juzga datan de septiembre de 2009, en que 6 de los acusados, que portaban armas de fuego, a la altura del área de descanso de Almadrones (Guadalajara), salieron de una furgoneta y tras parar un camión que iba a incorporarse a la A2, y con cuyo conductor estaban supuestamente compinchados, encañonaron a sus ocupantes y se apropiaron del vehículo.

Tras obligar a los ocupantes del camión a subir a furgoneta, el Ministerio Público relata que les amordazaron con celofán, les colocaron bridas en las muñecas y golpearon a dos de ellos y les abandonaron.

El fiscal indica que el objetivo de este robo, supuestamente planificado por el conductor del camión junto a su esposa y los ocupantes de la furgoneta asaltante, era el de apropiarse de una cantidad de dinero que ha sido estimada por los perjudicados en algo más de un millón de euros, montante que se encontraba oculto bajo la carrocería del vehículo, mezclado entre la ropa que también se transportaba.

Presuntamente, el conductor del camión, que conocía el tipo de mercancía que llevaba este vehículo al prestar servicios en él, planeó apoderarse de la misma al conocer que "oculto, entre la misma, también se trasladaba gran cantidad de dinero", según el escrito de calificación del Ministerio Fiscal.