Los vecinos de la calle Padre Mariana (barrio de Franciscanos-Oliveretes) llevan más de dos meses y medio, «casi tres», asegura Pilar Pérez, presidenta vecinal, sin luz en las farolas. En concreto, el alumbrado público ha dejado de funcionar «en casi toda la calle, hasta la plaza de España, del número uno al 10», precisa Pérez.

«Los operarios de la Concejalía de Servicios nos dicen que no hay suficiente personal para arreglarlas», aclara la dirigente vecinal.

Los vecinos están hartos de que en el Ayuntamiento de Alicante «no les hagan caso» y dice Pilar Pérez que, «cuando se hace de noche, al no haber luz, las personas mayores no pueden abrir las cerraduras porque no ven y se quedan en casa».

20 minutos intentó ponerse en contacto con la concejalía de Servicios, pero no obtuvo respuesta. Y mientras en unos barrios falla el alumbrado público, en otras zonas, como en la Rambla, Explanada o Conde de Vallellano, las farolas «permanecen encendidas en ocasiones hasta casi el mediodía», según han corroborado varios testigos.

Este exceso de suministro origina contaminación lumínica en la ciudad, sobre todo en la mayoría de plazas públicas, porque la luz se dispersa hacia el cielo y no enfoca al suelo de la calle.

Dinos @ ) +
... en qué calles falta luz
Cuéntanoslo en...
e-mail l nosevendealicante@20minutos.es
correo l c/Jerusalén, 3, 03001 Alicante
o en www.20minutos.es

Los problemas del barrio, en la web

Algunos vecinos del barrio Franciscanos-Oliveretes, a través de la página web http://es.geocities.com/queremos aparcar, critican el abandono que sufre el distrito por parte del Ayuntamiento. Entre otras cuestiones, lamentan, por ejemplo, «el inmenso vado que tiene Correos en la calle Marqués de Molins, que quita plazas de aparcamiento; el peligroso ascenso al Tossal por la Ronda del Castillo, donde puede haber atropellos; el resbaladizo pavimento de la calle General Marvá cuando llueve; la gran cantidad de cacas de perro que hay allí, o los contenedores que cambian de zona».