El rector de la Universidad de Sevilla (US), Antonio Ramírez de Arellano, y la directora general de Fujitsu, Ángeles Delgado, han firmado un convenio de colaboración para los próximos cuatro años, cuyo objetivo general es potenciar la creación de elementos de valor, que permitan consolidar un ecosistema de educación, investigación e innovación, palanca de la transformación social y polo estratégico de desarrollo regional e internacionalización.

Para ello, ambas entidades llevarán a cabo iniciativas innovadoras y competitivas, destinadas a aportar valor añadido como resultado de esta cooperación estratégica, buscando dar soluciones a la mejora de la calidad, eficiencia, docencia universitaria y mejorando la transformación del conocimiento para conseguir una mayor competitividad y aumento de la innovación.

Además, se colaborará con el Campus de Excelencia Internacional (CEI) Andalucía Tech en sus principales polos: energía, medioambiente, biotecnología, comunicaciones y movilidad, transporte, aeroespacial y turismo.

Ramírez de Arellano ha destacado que "nuestra universidad es un referente en la relación universidad-empresa desde mucho antes que esta actividad fuese reconocida como una misión de la universidad pública: creemos en las alianzas a largo plazo con instituciones y empresas que permiten reforzar los vínculos con la sociedad a la que servimos". "Nuestra alianza con Fujitsu es un ejemplo de ello, ya que nos permitirá reforzar la colaboración en ámbitos de investigación, transferencia de conocimiento y movilidad de estudiantes", ha especificado.

Por su parte, Delgado ha señalado que "nuestra compañía siempre ha apostado, a lo largo de los 40 años de su presencia en España, por establecer acuerdos de colaboración en áreas de ciencia y tecnología, a nivel nacional e internacional. La educación es un pilar básico en el desarrollo de los países y, por ello, hoy queremos participar activamente en este marco de cooperación estratégico con la Universidad de Sevilla, para juntos poder llevar a cabo iniciativas innovadoras y competitivas que aporten valor añadido, tanto a profesores como estudiantes, lograr un mayor conocimiento y que se consolide un sólido entorno educativo y de investigación".

El acuerdo se cimenta en el desarrollo de 12 objetivos fundamentales, entre los que se encuentran el fomento de proyectos de investigación conjuntos para construir un clúster de investigación, transferencia tecnológica y educación superior en temas de energía, medio ambiente, biotecnología, comunicaciones, movilidad, transporte, aeroespacial y turismo; y la elaboración de planes para el desarrollo de soluciones innovadoras en el ámbito de la sociedad y los servicios de Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC), entre los que destacan soluciones centradas en las personas, para la construcción de 'Smart-City', en el marco de los servicios de sanidad e I+D+i.

También está entre los retos de este acuerdo potenciar el liderazgo de Andalucía Tech en sectores estratégicos del ámbito TIC y la implementación de infraestructuras y proyectos de la multinacional nipona en este entorno de desarrollo tecnológico andaluz, así como facilitar el desarrollo de empresas de base tecnológica (EBT).

Asimismo, se pretende fomentar el emprendimiento mediante la creación de programas, la búsqueda de financiación para el lanzamiento y consolidación e internacionalización de los mismos; impulsar a la realización de prácticas de los estudiantes de la Hispalense; y orientar la actividad de las dos entidades para lograr la atracción de los mejores estudiantes, investigadores, gestores y tecnológicos.

Los objetivos planteados en este convenio se completan con la creación de acciones de promoción de actividades docentes y de investigación interdisciplinar mediante el desarrollo de un programa formativo y de investigación que contribuya a mejorar la formación de los alumnos; el favorecimiento de la transferencia de conocimiento entre la Universidad y el tejido empresarial, en el sector de las TIC; la colaboración en la promoción de la utilización de mecanismos de protección y explotación de los resultados derivados del I+D+i; y, finalmente, el desarrollo del patrocinio de cátedras, tesis, investigación aplicada, trabajos de fin de grado y de máster, realización de tesis doctorales y otras aportaciones que beneficien las competencias curriculares de los estudiantes de la Universidad de Sevilla.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.